Zapatero y Sarkozy impulsan la interconexión energética y ferroviaria

  • Madrid, 28 abr (EFE).- Los presidentes de España, José Luis Rodríguez Zapatero, y Francia, Nicolas Sarkozy, reafirmaron hoy su apoyo a la interconexión energética y ferroviaria de ambos países, al tiempo que se comprometieron a trabajar por cumplir los calendarios previstos y a pasar de las declaraciones a los hechos.

Sarkozy afirma que Francia llegará puntual a la cita del AVE con España

Sarkozy afirma que Francia llegará puntual a la cita del AVE con España

Madrid, 28 abr (EFE).- Los presidentes de España, José Luis Rodríguez Zapatero, y Francia, Nicolas Sarkozy, reafirmaron hoy su apoyo a la interconexión energética y ferroviaria de ambos países, al tiempo que se comprometieron a trabajar por cumplir los calendarios previstos y a pasar de las declaraciones a los hechos.

En una rueda de prensa conjunta, Rodríguez Zapatero subrayó que en los últimos tiempos se ha dado un "gran avance" al respecto y destacó el apoyo financiero dado por la Unión Europea al proyecto de interconexión eléctrica.

"Existe una voluntad política, expresada por Sarkozy, de pasar de las declaraciones a los hechos en lo que afecta a las interconexiones por los Pirineos", afirmó Rodríguez Zapatero.

El jefe del Ejecutivo español dijo tener plena confianza en que los próximos serán "años de realizaciones" en todo lo que afecta a las interconexiones entre Francia y España.

Por su parte, Sarkozy aseguró que van a respetar los calendarios y mantuvo la previsión de que la conexión por tren de alta velocidad entre Barcelona y Lyon esté lista en 2012.

Respecto a los problemas surgidos entorno al túnel de Canfranc (Huesca), al que se oponen diversas organizaciones, aseveró que nunca ha habido un presidente de la República francesa tan decidido a acabar con los problemas y subrayó que las decisiones que no suponen problemas "no son decisiones".

"Sé que está en juego nuestra credibilidad", apuntó Sarkozy, que señaló que no pueden decir al Gobierno español que son amigos y que trabajarán juntos para después "no tener conexiones de ferrocarril rápidas o interconexiones energéticas".

El presidente francés aseguró que quieren ir rápido y auguró que cuando las interconexiones estén finalizadas "nos preguntaremos por qué tardamos tanto", a lo que añadió que harán todo lo posible para llegar puntuales a la cita.