ARCO espera remontar las ventas este fin de semana con 100.000 visitantes

  • Madrid, 13 feb (EFE).- La feria del arte contemporáneo ARCO ha abierto sus puertas hoy al público y se dispone a recibir hasta el lunes más de 100.000 visitas con la esperanza de remontar las ventas de los primeros días que, según admiten los galeristas, "han estado flojas".

ARCO espera remontar las ventas este fin de semana con 100.000 visitantes

ARCO espera remontar las ventas este fin de semana con 100.000 visitantes

Madrid, 13 feb (EFE).- La feria del arte contemporáneo ARCO ha abierto sus puertas hoy al público y se dispone a recibir hasta el lunes más de 100.000 visitas con la esperanza de remontar las ventas de los primeros días que, según admiten los galeristas, "han estado flojas".

Tras dos jornadas dedicadas a profesionales y prensa, ARCO ha empezado a recibir desde el mediodía al público general, que acude con la percepción de que la feria es más una exposición cultural que un evento con un importante trasfondo comercial para el mercado del arte.

Desde su apertura los pasillos de los pabellones 6, 8 y 10 de Ifema han estado abarrotados, sobre todo los espacios dedicados al país invitado, India.

El público general tiene que abonar 32 euros de entrada -66 con catálogo incluido-, que se reduce hasta 21 euros en el caso de los estudiantes.

La feria registró el año pasado más de 190.000 visitas con Brasil como país invitado, cifra que los organizadores esperan que se repita pese a la difícil coyuntura económica para el mercado del arte.

Sin embargo la crisis pasa desapercibida entre el público de ARCO, cuyos asistentes, en su mayoría, manifiestan que acuden por "el valor cultural" que les aporta el asistir a esta feria internacional.

Las opiniones más críticas, tanto de expositores como de visitantes, están relacionadas con la puesta general de la escena del certamen, en aspectos relacionados con la iluminación de los pasillos, estética de los 'stands' o la falta de moqueta en algunos espacios.

Aunque estos aspectos parecen quedar de lado cuando los interesados por el arte se adentran en la feria y observan las propuestas traídas por los más de 230 galeristas nacionales e internacionales.

Destacan obras como óleo sobre lienzo titulado "Study from the Human Body" de Francis Bacon (valorado en 15.700.000 euros) en la galería "Marlborough", o la escultura del indio Jitish Kallat "Aquasaurus 2008", un camión que simula estar hecho con huesos gigantes exhibido en la británica "Haunch of Venison".

También llaman la atención obras como el cuadro realizado a base de cera "Crane Renverse" de Antoni Tapiès (expuesto en la sala austríaca "Mam Mario Mauroner"), y el pincho gigante elaborado con electrodomésticos y enseres de Ouyang Chun que muestra "Star Gallery".

Despiertan simpatías entre los asistentes los abuelos diminutos de estética sórdida de Enrique Marty en la obra "Dual" en la madrileña "Espacio Mínimo", situada en el pabellón diez, y genera curiosidad un busto gigante de Budha caído en el suelo que evoca la crítica religiosa de Manjunath Kamath en la galería india "Espace".

Los pasillos de "Expanded Box" y los espacios dedicados a las fundaciones sociales -ubicados en la parte posterior del pabellón seis tras los expositores de India- también han registrado un gran tránsito de visitantes.

Mientras propuestas en vídeo-arte en pantalla gigante como la del creador catalán Joan Leandre (galería "Proyect Gentili") juegan con las perspectivas aéreas, los planos y el vértigo de los curiosos, las mostradas por fundaciones e instituciones se mantienen en un plano más sobrio y menos experimental.

Como es habitual ARCO abrirá sus puertas hasta el lunes a partir del mediodía, porque tanto los organizadores como los expositores admiten que son fieles al dicho de que "los artistas no madrugan".