El carnaval llega a su fin en Latinoamérica con desfiles coloridos y ofrendas

  • Bogotá, 24 feb (EFE).- El carnaval, considerada la mayor fiesta de América Latina, llega hoy a su fin en la mayoría de los países de la región, en medio de coloridos desfiles y ofrendas a la "madre tierra", pero también con muertes violentas que empañaron las celebraciones.

El carnaval llega a su fin en Latinoamérica con desfiles coloridos y ofrendas

El carnaval llega a su fin en Latinoamérica con desfiles coloridos y ofrendas

Bogotá, 24 feb (EFE).- El carnaval, considerada la mayor fiesta de América Latina, llega hoy a su fin en la mayoría de los países de la región, en medio de coloridos desfiles y ofrendas a la "madre tierra", pero también con muertes violentas que empañaron las celebraciones.

La festividad atrajo a cientos de miles de turistas nacionales y extranjeros a ciudades como Oruro, en Bolivia; Gualeguaychú, en Argentina; Encarnación, en Paraguay; o Salvador, Recife y Río de Janeiro, en Brasil.

Precisamente, en Río de Janeiro terminaron hoy los desfiles de las escuelas de samba de la ciudad con una explosión de música y color, apenas resentidos por la limitaciones financieras del carnaval 2009 y sin que las autoridades hayan dado aún reportes preliminares de muertes y violencia.

En las dos últimas noches unos 48.000 ejecutantes, más de 4.000 en cada una de las 12 escuelas, atravesaron los 700 metros de la avenida Marqués de Sapucaí, el "sambódromo de Río", para contar y escenificar un argumento ante un público de unas 70.000 personas.

En la jornada de hoy desfilaron Porto da Pedra, Salgueiro, Imperatriz, Portela, Mangueira y Viradouro, inspiradas en su mayoría en temas de la identidad brasileña y la herencia africana.

Viradouro fue la encargada de cerrar dos noches de fastuosos desfiles de libre elección para optar al título de campeona de la fiesta y de paso bajó el telón del carnaval hasta el próximo año.

En Venezuela, casi la mitad de la población aprovechó el asueto de carnavales para visitar las playas, montañas y ríos de Venezuela.

Pese a que las autoridades resaltaron el civismo y entusiasmo en estas fiestas, los medios cifraron en 43 las muertes violentas registradas en Caracas entre el viernes y la madrugada del lunes.

El ministro del Interior, Tarek El Aissami, informó que durante el asueto se redujeron en un 32,57 por ciento las muertes en accidentes de tráfico respecto al año pasado, que hasta ahora suman 52.

En Haití, las autoridades reportan el fallecimiento de una joven de 15 años que cayó de una carroza y 281 heridos durante el carnaval, que inició el domingo y concluye hoy.

La celebración en Perú también se vio empañada por la muerte de una persona electrocutada al tratar de evitar ser mojada por sus amigos en la ciudad de Pisco, así como por las intensas lluvias que afectan al interior del país.

Pese a ello, las playas del departamento peruano de Tumbes recibieron a más de 4.000 turistas ecuatorianos, que disfrutaron de tres días libres por las fiestas.

Los bolivianos gozaron de cuatro días de ritmos tradicionales, disfraces coloridos y desfiles que reflejaron la diversidad de culturas y el folclore de las diferentes regiones del país, donde se registraron al menos 24 muertes durante la celebración.

El presidente Evo Morales fue el encargado de escenificar hoy el ritual andino de la "ch'alla", que puso fin al carnaval boliviano y consiste en una ofrenda con alcohol, pétalos, cereales dorados y confeti para pedir prosperidad en el próximo año.

En Ecuador, los habitantes de la provincia andina del Cañar celebraron hoy el "Paukar Raymi", una ofrenda a la "madre tierra" por la época de floración, cuyo inicio coincide con los días de carnaval, durante los cuales la población disfruta de comparsas y juegos con agua.

El carnaval más famoso de México se celebra en Veracruz, en el que participan 2.500 artistas, entre bailarines, bandas musicales y grupos de "batucada" que recorren tres veces al día los 4,6 kilómetros del malecón que conecta este puerto con el municipio de Boca del Río.

La festividad ha dejado este año 250 detenidos y 30 heridos en Veracruz, una ciudad que en esta edición ha recibido a un millón y medio de turistas, procedentes principalmente de estados del centro del país.

En Panamá, al menos 27 personas han muerto durante el carnaval que comenzó el viernes pasado, la mayoría por armas de fuego y accidentes de tráfico, según un informe preliminar de la Policía.

La violencia también se hizo presente hoy en Estados Unidos, en el marco del cierre del carnaval de Nueva Orleans, luego de que varias personas resultaron heridas durante un tiroteo al paso del desfile de Mardi Gras.

La policía del estado de Luisiana (EE.UU.) señaló que el número de heridos podría ser de cinco, entre ellos un menor, y que dos personas fueron arrestadas tras el tiroteo y se les incautaron tres armas de fuego.

Las autoridades de varios países de Latinoamérica aún no entregan un balance final de los operativos de control y seguridad, toda vez que las fiestas de carnaval finalizan esta noche.

En Buenos Aires, Argentina, integrantes de las "murgas" (agrupaciones de carnaval) marcharon, como todos los años, por las calles de la ciudad para reclamar la restitución de los festivos carnavalescos, anulados durante la última dictadura militar.

Durante todo febrero las murgas desfilaron en los diferentes corsos organizados en diversos barrios de la capital argentina.

A su vez, el carnaval de Uruguay, considerado el más largo del mundo por sus casi 40 días de duración, prosigue aún con normalidad y sólo perturbado por la lluvia, que ha obligado a posponer algunas presentaciones.

En Paraguay, los carnavales tuvieron su epicentro en Encarnación, a 370 kilómetros al sur de Asunción, con los desfiles en el "sambódromo" montado para las ocho jornadas (dos por semana) en que se desarrollaron hasta el pasado fin de semana.

En este país, pese a que las festividades se caracterizan por abundante consumo de alcohol, tampoco se reportaron hechos violentos.