El Consell apunta la necesidad de proteger la huerta y rentabilizarla mediante algunos recursos turísticos

VALENCIA, 14 (EUROPA PRESS)

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda apuntó hoy la necesidad de "proteger la huerta del área metropolitana" de Valencia y "rentabilizarla mediante algunos recursos turísticos" a través de una acción conjunta que involucre a los agricultores, a los agentes agrarios, a los empresarios y a las administraciones locales.

La directora general de Paisaje, Arantxa Muñoz, manifestó al respecto que la huerta de Valencia "sólo se protegerá si se entiende como una empresa, como un territorio generador de recursos económicos", al tiempo que incidió en la importancia de que su preservación sea "sostenible y autosuficiente".

Muñoz se pronunció de este modo en el acto de presentación del balance y de las conclusiones del Plan de Participación Pública del Plan de Acción Territorial de la Huerta de Valencia. El conseller de Medio Ambiente, José Ramón García Antón, que fue el encargado de presentar las conclusiones de dicho plan, cuyo proceso comenzó el pasado 23 de junio y finalizó el 22 de diciembre de 2008.

El procedimiento de participación pública del Plan de Acción Territorial de la Huerta de Valencia, que tenía como objetivo "hacer más riguroso y transparente el proceso", se dividió en tres bloques basados en el suministro de información, en jornadas de divulgación, cuadrípticos y seminarios, y en las acciones de consulta a las partes implicadas, así como en el asesoramiento de expertos.

De acuerdo a los resultados del informe, el 91 por ciento de la población asegura que "quiere proteger la huerta", y el 80 por ciento se muestra a favor de "potenciar ese espacio para el uso público". No obstante, la mayoría de los consultados rechazó "convertirla en un parque temático" y se inclinó por "preservar la actividad agraria".

La directora general de Paisaje explicó que aunque no se van a incluir todos las propuestas en el Plan, que según las previsiones estará listo en dos meses, en el texto definitivo se señalará qué se ha incluido, qué se ha rechazado y por qué.

Sobre la incorporación de recursos turísticos, García Antón indicó que serán "amables" y puso como ejemplos la venta directa de productos agrícolas, restaurantes de gastronomía tradicional valenciana, así como pequeños hoteles. En esta línea, indicó que estas actuaciones permitirían "diversificar la oferta" y complementar el turismo de sol y playa, con el cultural del centro histórico y el paisajístico propio de La Albufera y del parque del Turia.

Además, anunció la futura creación de una Ley de la Huerta que defina cómo actuar en ese espacio y de un ente gestor integrado por los ayuntamientos, la Generalitat y los agricultores para "coordinar las actuaciones de protección y gestión de la huerta".

Actualmente, la Conselleria de Medio Ambiente está coordinando el trabajo conjunto que cuenta también con las consellerias de Agricultura y Turismo. Asimismo, pondrán en marcha proyectos piloto para definir los mecanismos de rentabilidad, en colaboración con las asociaciones agrarias AVA y La Unió.

Al respecto, el documento preeliminar recoge la experiencia de diez o doce casos parecidos en otros países con el objetivo de identificar sus herramientas, estudiar sus similitudes y utilizarlas como referente.

INFRAESTRUCTURAS DE CONEXIÓN

García Antón aseguró, por su parte, que el futuro plan no pondrá en peligro las principales infraestructuras de conexión de la ciudad de Valencia como el Corredor Mediterráneo aunque reconoció que deberán suspenderse o modificarse algunas infraestructuras secundarias como la relativa al Vial Parque Norte.

Por otro lado, el informe reivindica una recuperación de la conectividad con el área metropolitana como la conexión de la huerta sur y oeste con la ciudad, la recuperación del vínculo de la huerta con el mar o su histórica conexión con La Albufera. Además, el 85 por ciento de las personas consultadas solicitó una conexión "peatonal y ciclista" entre la huerta y los núcleos de población.

En respuesta a esta demanda, José Ramón García Antón se refirió a la Red Básica de Infraestructuras Verdes de la Comunitat, cuyo objetivo es garantizar "el adecuado acceso de los ciudadanos al paisaje y el correcto uso y disfrute de las áreas de interés medioambiental y cultural mediante un sistema integral".