El Gobierno prevé una caída del 10% en el turismo extranjero

MADRID (Reuters) - El Gobierno de España prevé que el número de turistas extranjeros en la crítica temporada de verano se reduzca en alrededor de un 10 por ciento con respecto al año anterior, dijo el viernes la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega.

"Las previsiones para los meses de verano sitúan el número de turistas en 23,3 millones, un 10 por ciento menos que en el verano de 2008", dijo De la Vega en rueda de prensa tras un Consejo de Ministros en el que el responsable del ramo presentó un estudio sobre el sector turístico.

"Sin ser un buen dato, de cumplirse esta estimación se suavizaría casi en 2 puntos la caída frente al primer cuatrimestre", dijo De la Vega, para añadir que el Ejecutivo aprobó la ampliación de 400 a 1.000 millones de euros en la dotación del Plan Renove para modernización y mejora de los servicios en el sector.

Los datos de abril publicados la semana pasada mostraron una caída en las visitas de turistas extranjeros en España del 11,8 por ciento en términos desestacionalizados, con una caída acumulada en los cuatro primeros meses de casi el 12 por ciento.

"Hay que tener en cuenta que la tasa de paro ha aumentado de manera brusca en todos los países de la Unión Europea", dijo De la Vega para añadir que el crecimiento del turismo interior ha compensado en parte la caída de los visitantes exteriores.

El ministerio de Turismo anunció la víspera que el gasto de los turistas en España entre enero y abril ha caído a un ritmo menor, un 7,3 por ciento, un dato que destacó De la Vega.

"El gasto turístico global ha disminuido menos que el número de turistas, lo que implica que quien apuesta por España como turismo tiene más poder adquisitivo, debemos esforzarnos en buscar un modelo de turismo sostenible, y que genere valor añadido, más ingresos".

El turismo es uno de los principales motores del empleo y la economía en el país. Según datos de la Organización Mundial de Turismo, en 2007 España era el segundo destino del mundo tras Francia por número de turistas y también el segundo en ingresos por detrás de Estados Unidos.