El Govern está dispuesto a "corregir" el Decreto Grimalt para garantizar aún más que las obras no perjudiquen al turismo

PALMA DE MALLORCA, 22 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Govern, Joana Barceló, aseguró hoy que el Ejecutivo está dispuesto a "corregir" el Decreto Grimalt, que contempla que durante el verano puedan realizarse obras en zonas turísticas, con el fin de garantizar aún más que el ruido de los trabajos no perjudiquen a los turistas durante esta temporada, teniendo en cuenta que "el silencio es un valor cada vez más valorado".

Tras la reunión del Consell de Govern, Barceló anunció que este Decreto, presentado ayer por el conseller de Medio Ambiente, Miquel Ángel Grimalt, será aprobado la próxima semana y remarcó que entiende "perfectamente" que el sector turístico esté "preocupado" por el hecho de que las obras se puedan realizar durante esta temporada afectando negativamente a los turistas.

No obstante, recalcó que durante este verano, sólo se podrán hacer "obras menores que cumplan la normativa de ruidos", con el fin de "conjugar" estos trabajos con la actividad turística, que, según recordó, es la "prioridad económica" de Baleares y, por tanto, "hay que ir con un cuidado muy especial para que el turista que visite las islas tenga una experiencia excelente".

Barceló respondió así a la Agrupación de Cadenas Hoteleras, que expresó hoy su profundo rechazo al decreto Grimalt, al entender que la realización de obras en las zonas turísticas traerá consecuencias "negativas" a la actividad turística, en forma de anulaciones de reservas e indemnizaciones a los touroperadores y clientes perjudicados por la realización de estos trabajos.

La portavoz del Ejecutivo insistió en que todas las obras deberán respetar las condiciones de horarios y de ruidos y reiteró que solamente tendrán continuidad los trabajos "muy pequeños", cuyos ruidos supongan unos niveles de decibelios "muy bajos" y aquellos que no afecten a ámbitos turísticos.

"Queremos dar plenas garantías de que el decreto ley de Medidas Ambientales para Impulsar las Inversiones y la Actividad Económica de Baleares no supondrá, en absoluto, el más mínimo perjuicio a la experiencia turística de los visitantes y ésta será una prioridad a la hora de evaluar las obras", recalcó.

En este sentido, anunció que el Govern dará estas explicaciones al sector turístico del archipiélago para que quede "muy claro" que las obras que se lleven a cabo durante el verano en zonas turísticas no supondrán mucho ruido, con el fin de evitar molestias a los turistas.

Pese a ello, Barceló incidió en que en caso de que haya que "corregir" el decreto Grimalt, el Ejecutivo autonómico lo "ajustará" para garantizar la "excelencia turística en lo que hace referencia al medio ambiente, donde el silencio es cada vez más valorado", y para que quede "muy claro" que sólo estarán permitidas las obras que hagan poco ruido.