El turismo al Volcán Poás de Costa Rica cae un 62,8 por ciento luego del terremoto

  • San José, 22 mar (EFE).- La llegada de turistas al Volcán Poás de Costa Rica cayó un 62,8 por ciento en los primeros dos meses del año debido a que el público cree erróneamente que el lugar fue afectado por el terremoto que azotó una zona cercana el pasado 8 de enero, informó hoy la prensa local, que cita a fuentes oficiales.

El turismo al Volcán Poás de Costa Rica cae un 62,8 por ciento luego del terremoto

El turismo al Volcán Poás de Costa Rica cae un 62,8 por ciento luego del terremoto

San José, 22 mar (EFE).- La llegada de turistas al Volcán Poás de Costa Rica cayó un 62,8 por ciento en los primeros dos meses del año debido a que el público cree erróneamente que el lugar fue afectado por el terremoto que azotó una zona cercana el pasado 8 de enero, informó hoy la prensa local, que cita a fuentes oficiales.

En el primer bimestre el Parque Nacional Volcán Poás recibió 24.149 turistas, un 68,8 por ciento menos que los 64.966 registrados en el mismo periodo de 2008, indican datos del Sistema Nacional de Áreas de Conservación publicados hoy por el diario La Nación.

La recaudación por entrada al parque bajó de 263.000 dólares aproximadamente en el primer bimestre de 2008 a 119.000 dólares en el mismo periodo de 2009.

De acuerdo con los administradores del Parque Nacional, el terremoto de 6,2 en la escala abierta de Richter, que se produjo en una zona cercana al Volcán Poás, no causó daños en la infraestructura del parque.

Sin embargo, el sismo generó en el público local e internacional temor a que sucediera un nuevo terremoto y la creencia de que el lugar quedó destrozado, lo que ha generado la caída de la visitación, las finanzas del parque y los comercios cercanos que dependen del turismo.

"La gente debe entender que el sitio no sufrió mayores daños. Que se puede venir y hacer los recorridos por los senderos de forma tranquila", comentó Juan Dobles, administrador del Parque Nacional, uno de los más visitados del país.

El Gobierno costarricense ha lanzado algunas iniciativas para reactivar el turismo al volcán Poás, pero otro factor que podría estar incidiendo es la crisis económica internacional.

El Volcán Poás posee uno de los cráteres más grandes del planeta que puede ser observado de cerca por los turistas y es uno de los parques más visitados de Costa Rica por su cercanía de unos 60 kilómetros con la capital San José.

El lugar no sufrió daños de consideración pese a la cercanía del epicentro del terremoto del pasado 8 de enero que causó la muerte de 23 personas que fueron sepultadas por derrumbes en zonas montañosas y de suelos inestables.