El turismo latinoamericano sortea la crisis en Semana Santa

  • Bogotá, 8 abr (EFE).- Millones de latinoamericanos se disponen hoy a salir hacia destinos turísticos y disfrutar de unos días de descanso con motivo de la Semana Santa, a pesar de que la crisis económica ya golpea a la región.

El turismo latinoamericano sortea la crisis en Semana Santa

El turismo latinoamericano sortea la crisis en Semana Santa

Bogotá, 8 abr (EFE).- Millones de latinoamericanos se disponen hoy a salir hacia destinos turísticos y disfrutar de unos días de descanso con motivo de la Semana Santa, a pesar de que la crisis económica ya golpea a la región.

El éxodo de millones de turistas hacia lugares de recreo ya arrancó en la mayoría de las naciones de América Latina, donde las autoridades reforzaron las medidas de seguridad tanto en las carreteras como en los destinos de mayor afluencia de viajeros.

Con la excepción de Argentina, México y República Dominicana, el turismo no se verá afectado por la crisis económica en esta temporada, de acuerdo con cifras oficiales y del sector turístico, que incluso en algunos países pronostican un aumento de viajeros.

Es el caso de Venezuela, cuyo Gobierno estimó que 14,5 millones de personas se movilizarán por Semana Santa, un 7,98 por ciento más que en 2008, y de Uruguay, donde se espera un incremento del 10 por ciento en el flujo de viajeros con respecto al año pasado.

En ese país del Cono Sur, donde estos días se conocen como la "Semana de Turismo", la Terminal de Autobuses de Tres Cruces, en Montevideo, informó que el fin de semana pasado se desplazaron unos 180.000 pasajeros.

En Colombia, la Policía de Carreteras prevé que unas 10 millones de personas se desplazarán durante la Semana Mayor, mientras que en Perú, el viceministro de Turismo, Pablo López, dijo hoy que no espera "un comportamiento atípico en flujo de turismo interno este año", tras recordar que en 2008 el número de viajeros sumó 300.000.

Se calcula que 2,5 millones de personas saldrán de vacaciones en Chile, en cuyos principales destinos turísticos las reservas ya alcanzan entre el 70 y 80 por ciento, pese a que el Jueves Santo es laborable, a diferencia de otros países latinoamericanos.

En donde sí se dejarán sentir los efectos de la crisis es en el número de quienes salen o entran a Chile, con una reducción cercana al 25 por ciento, según el Servicio Nacional de Turismo.

En Ecuador se prevé que hasta un millón de turistas se desplazarán aprovechando el festivo del Viernes Santo, que coincide con el final de la temporada de playa.

"La mayoría de la población es católica" y la fe puede más que la crisis, dijo a Efe el director del Fondo de Promoción del Ministerio de Turismo, Patricio Gaybor.

El panorama en Centroamérica y el Caribe es bastante parecido.

La mayoría de los hoteles en Guatemala tiene reservado más del 90% de sus habitaciones y se estima que llegarán al país unos 43.680 turistas, casi 4% más que en 2008, según el Instituto Guatemalteco de Turismo.

Los turistas superarán el millón en esta temporada en Nicaragua, donde el Instituto de Turismo espera que unas 260.000 personas visiten los cincos grandes centros de recreo que administra, 20.000 más que hace un año.

En la vecina Honduras se calcula la movilización de un poco más de dos millones de turistas, cifra similar a la del año pasado. Según los economistas, el número de viajeros solo disminuirá entre la población de menos ingresos.

Mientras tanto, en Costa Rica y en Panamá las autoridades estiman que se va a conservar un flujo turístico parecido al registrado hace un año, con 1,5 millones y 200.000 viajeros, respectivamente, aunque los empresarios costarricenses dicen haber tenido una caída en las reservas de hasta 40%.

En El Salvador también se prevé que el número de visitantes que llegan al país por vía aérea esté cercano al registrado en 2008, que fue de 28.991, de acuerdo con una fuente de la Dirección General de Migración.

Pero no en todos los países hay tanto optimismo en el sector turístico de cara a esta temporada, en la que la mayoría de turistas prefiere los destinos de sol y playa, así como las ciudades con atractivos arqueológicos.

De acuerdo con cálculos oficiales y privados, unas 2.040.000 de personas viajarán en Argentina durante la Semana Santa, lo que supondrá una caída de 15 por ciento frente al 2008.

En México también mermará el número de viajeros, que ascenderá a 16,36 millones, 390.000 menos que en 2008, según la Secretaría de Turismo.

Además, siguiendo una tendencia regional, se estima que 91% viaje por tierra y apenas 9% en avión, mientras que 59% se alojará en la casa de algún conocido y 33% en hoteles, de acuerdo con el Centro de Estudios Superiores en Turismo (CEST).

En República Dominicana, el director del Centro de Operaciones de Emergencia, Juan Manuel Méndez, pronosticó que habrá 1,5 millones turistas, aunque fuentes del sector aseguran que se "avizora" una baja en el número de viajeros.

En Cuba ningún día de esta semana es festivo, mientras que en Bolivia en esta temporada se acostumbra peregrinar hacia el santuario de Copacabana, en el Lago Titicaca.

Esta nación andina vivirá algunos cambios en sus tradiciones de Semana Santa, tras la entrada en vigor de la nueva Constitución, que no reconoce la primacía de una religión sobre otra, como ocurría en la anterior Carta Magna, que consideraba oficial la fe católica.

Así, por primera vez las Fuerzas Armadas no participarán en las celebraciones religiosas y no se implantará el auto de buen gobierno a nivel nacional, que prohíbe el consumo y la expedición de alcohol y la celebración de fiestas o juegos de azar.