Lázaro Criado pide al sector que reaccione porque la oferta actual "no genera satisfacción" entre los turistas

MENORCA, 9 (EUROPA PRESS) El empresariado turístico menorquín debe mejorar la actual relación calidad-precio "porque no genera satisfacción en el turismo que nos visita" y reaccionar ante la fuerte competencia de los países de la zona no euro, que están llevando a cabo políticas agresivas, incluso con la devaluación de sus monedas, para desarrollar su industria turística. Así lo manifestó hoy el conseller menorquín de Turismo, Lázaro Criado, al realizar el balance de la última Feria Internacional de Turismo (FITUR) celebrada en Madrid, donde se ha podido constatar, según afirmó, una caída de las reservas hacia Menorca en el mercado británico del 30 por ciento y hacia España en general del 18 por ciento. La contracción de la demanda de vacaciones en el Reino Unido afecta también a otros destinos europeos competidores de Menorca, como son Grecia, con un descenso asimismo del 30 por ciento, Portugal, con otro 30 por ciento, y Croacia, con una caída de hasta el 60 por ciento. Sin embargo, otros destinos del Mediterráneo fuera de la moneda única están incrementando las reservas, como son Turquía, con un aumento del 20 por ciento, Egipto, con un 11 por ciento, y Túnez, con una subida de entre un 8 y un 10 por ciento. Criado advirtió que la reacción de los países europeos competidores, como Grecia, "está siendo muy fuerte", ofreciendo paquetes en los que los niños se alojan gratis o regalando días extra en los alquileres de coches. En definitiva se trata, aseveró el conseller, de "dar más servicio o producto por el mismo dinero". Lázaro Criado aseguró que los tour operadores y las compañías aéreas, que asumen el riesgo de traer clientes a Menorca, han realizado en FITUR "una llamada hacia la planta hotelera y la oferta extrahotelera para que tengan la habilidad de acomodar su estrategia a los nuevos tiempos". El conseller afirmó que "hay que ganar competitividad ante mercados que están siendo muy dinámicos en su respuesta a las nuevas circunstancias", en referencia a la crisis económica internacional y a la fuerte contracción de la demanda turística."Si estamos estáticos mientras los demás se mueven", añadió el conseller, "en materia turística eso es exactamente igual que ir hacia atrás". Preguntado sobre si será necesario rebajar los precios de la oferta menorquina, Criado respondió que la reacción puede venir por dos vías, mediante la bajada de precios o desde otra perspectiva, la de aportar "más valor añadido con la mejora del producto". El conseller de Turismo insistió en que la postura de la Administración será la de estar "de manera incondicional" del lado de tour operadores y aerolíneas, para que sigan programando Menorca entre sus destinos, "sin inmiscuirnos en las decisiones que tomen las empresas". Criado declaró que, con la información de que se dispone tras la celebración de FITUR "cada empresario debe tomar su estrategia". Por otro lado, tanto Criado como el gerente de la Fundació Destí, Bernat Orfila, informaron de los contactos establecidos en Madrid tanto con responsables de los mayoristas turísticas, como de las compañías aéreas y las Oficinas Españolas de Turismo en Suecia, Austria, Holanda, Munich, Reino Unido, Francia, Irlanda, Finlandia, Italia, Bélgica y Suiza. El Consell estrechará la colaboración con las Oficinas Españolas de Turismo en el extranjero y, en especial, con la de Londres, donde, según señaló Orfila, "son conscientes de la situación bastante delicada de Menorca" para la temporada 2009, debido a su dependencia del mercado británico.