Los ministros de la UE, reticentes a restringir viajes por gripe

LUXEMBURGO (Reuters) - Los ministros de Sanidad de la Unión Europea se mostraron reacios el jueves a la propuesta francesa de suspender todos los viajes desde la UE a México tras el brote de gripe porcina, y muchos dudaban de que restringir los viajes fuera la respuesta adecuada.

En una reunión convocada de urgencia, la UE debe examinar posibles acciones para combatir la gripe en los Veintisiete, al día siguiente de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevara su nivel de alerta global a cinco, la segunda más alta.

Pero los ministros de Austria, España, Dinamarca, Alemania y otros países dudaban de que las restricciones de viaje contribuyeran a contener la difusión del virus.

"En España, consideramos que no es un paso útil por el momento. Desde un punto de vista técnico, no es útil en absoluto", dijo la ministra española de Sanidad, Trinidad Jiménez, cuyo país ha confirmado 13 casos, el mayor número en Europa.

"Tenemos que esperar y ver cuál es la evolución de la enfermedad antes de adoptar una medida tan drástica", dijo a los periodistas cuando llegó a la reunión.

La ministra alemana de Sanidad, Ulla Schmidt, indicó que la complejidad de las conexiones aéreas mundiales podría hacer fracasar el intento de cualquier prohibición aérea.

"Si creen que pueden lograr algo prohibiendo los vuelos desde o hacia México a Alemania, subestiman que en un mundo móvil, la gente también puede viajar a Venezuela - o viajar a Estados Unidos", indicó. "Una prohibición de vuelos tendría que ir mucho más allá".

Aunque podría producirse alguna coordinación para restringir el transporte, la Comisión Europa no tiene el poder para imponer una prohibición a nivel europeo. Los países de la UE podrían imponer las prohibiciones a nivel nacional.

Francia repitió que quiere que la UE suspenda todos los vuelos a México, donde el virus podría haber causado la muerte hasta a 176 personas. Pero se mostró en contra de limitar los vuelos desde el país norteamericano.

"Es obvio que suspender los vuelos procedentes de México podría tener un efecto contraproducente porque desviar (los vuelos) podría hacer menos posible localizar a las personas que podrían estar infectadas", dijo la ministra de Salud, Roselyne Bachelot.

Además de los viajes, los ministros discutirán el desarrollo de vacunas y la idea de un almacén común de las vacunas.

La OMS elevó el nivel de alerta a 5, lo que llevó a los gobiernos a ponerse en guardia sobre la necesidad de almacenar fármacos antivirales como Tamiflu de Roche Holding y Relenza de GlaxoSmithKline, y acelerar los esfuerzos de la industria por crear una vacuna que combata la cepa de gripe porcina.

Alemania e Italia dijeron que cada país de la UE debe asegurar que tiene suficientes reservas, sugiriendo la idea de un pequeño almacén europeo.