Correa rechaza los rumores de abandonar la dolarización y dice que combatirá esas versiones

  • Quito, 25 mar (EFE).- El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, rechazó los rumores que circularon hoy sobre un supuesto plan del Gobierno para abandonar la dolarización en los próximos meses y dijo que sancionará con dureza a las personas que propaguen esas versiones.

Correa rechaza los rumores de abandonar la dolarización y dice que combatirá esas versiones

Correa rechaza los rumores de abandonar la dolarización y dice que combatirá esas versiones

Quito, 25 mar (EFE).- El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, rechazó los rumores que circularon hoy sobre un supuesto plan del Gobierno para abandonar la dolarización en los próximos meses y dijo que sancionará con dureza a las personas que propaguen esas versiones.

"El Gobierno nacional no permitirá que continúen estos rumores malintencionados, desestabilizadores y aplicará todo el rigor de la ley" contra las personas que los propaguen, aseguró Correa en una declaración de prensa en el Palacio presidencial de Quito.

Los rumores advertían de que el Gobierno alistaba un plan para abandonar el dólar, adoptado en el año 2000 como moneda nacional, y que supuestamente se aplicaría después de las elecciones generales del próximo 26 de abril, en las que Correa participará como candidato presidencial para un nuevo mandato de cuatro años.

Asimismo, varias versiones periodísticas advertían de que la Corporación Aduanera tenía escondidos en sus bodegas cuatro contenedores con los supuestos nuevos billetes y monedas e incluso aseguraban que esa nueva moneda se llamaría "cóndor".

Además de Correa, las autoridades aduaneras y del Banco Central rechazaron los rumores, que aseguraban que el retiro de la dolarización tendría como justificación la crisis financiera internacional.

"Gracias a Dios, hemos sabido manejar de forma adecuada, técnica, responsable, patrióticamente esta crisis, por lo cual incluso hemos recibido felicitaciones a nivel internacional", añadió Correa.

Dijo que "las perspectivas están mejorando sustancialmente para el país, a tal punto, que los precios del petróleo se han recuperado sensiblemente y hoy el crudo marcador (el WTI, de referencia para Ecuador) se encuentra en más de 50 dólares" por barril.

Esa recuperación del precio del crudo, el principal producto de exportación del país, que hace algunas semanas llegó a cotizar en apenas 30 dólares, ha permitido superar el cálculo que el Gobierno estimaba para el presupuesto fiscal, de 48 dólares, recordó Correa.

"Hay signos muy esperanzadores de recuperación de la economía, pese a que a Ecuador la crisis le llegó por partida triple, por la disminución de exportaciones, financiación, inversiones extranjeras en algunos sectores, sino también (porque) cayeron las remesas de los emigrantes y en un inicio los precios del petróleo", acotó.

Correa dijo que, por ejemplo, las importaciones, pese a las restricciones impuestas por el Gobierno, crecieron en un 7 por ciento en el primer trimestre de 2009, sobre todo en la adquisición de bienes de capital e insumos productivos.

"Sólo en marzo, en los primeros quince días, estas importaciones han crecido en un 35 por ciento", añadió el gobernante, al insistir en que hay signos de recuperación.

Volvió a señalar que el Gobierno "garantiza que no hay ningún plan para salir de la dolarización" y que esa versión es "otra infame y vil calumnia de los mismos de siempre (políticos de derechas), para tratar de ganar unos cuantos votos en las próximas elecciones".

"Ya basta de tanta irresponsabilidad y por eso insisto: En estricto apego a la ley, pero con total firmeza, se sancionará a las personas que, infame e irresponsablemente, sigan propagando estos falsos rumores", enfatizó Correa.

"A estar tranquilo Ecuador que saldremos de esta dura prueba, de una crisis que no la creó el Gobierno de Ecuador, que no creó América Latina; la creó el primer mundo y somos víctimas de sus errores, de sus abusos, de su deshonestidad", añadió.

"Saldremos victoriosos, más fortalecidos de esta crisis y el sistema monetario (...) no se tocará y, por el contrario, con la política económica responsable de este Gobierno lo estamos fortaleciendo", apostilló el jefe del Estado.