El comercio en monedas locales entre Brasil y Argentina aún es ínfimo

  • Río de Janeiro, 22 abr (EFE).- El comercio entre Brasil y Argentina en monedas locales en lugar del dólar apenas representó el 0,12 por ciento de los intercambios entre ambos países desde octubre pasado, mes desde el que entró en vigor tal posibilidad, según datos oficiales citados hoy por el diario brasileño Valor.

El comercio en monedas locales entre Brasil y Argentina aún es ínfimo

El comercio en monedas locales entre Brasil y Argentina aún es ínfimo

Río de Janeiro, 22 abr (EFE).- El comercio entre Brasil y Argentina en monedas locales en lugar del dólar apenas representó el 0,12 por ciento de los intercambios entre ambos países desde octubre pasado, mes desde el que entró en vigor tal posibilidad, según datos oficiales citados hoy por el diario brasileño Valor.

De acuerdo con las cifras del Banco Central brasileño citadas por el diario económico, el intercambio comercial entre Brasil y Argentina contratado en reales o en pesos entre octubre de 2008 y marzo de 2009 apenas sumó 32 millones de reales (unos 13,9 millones de dólares).

Esa valor en ínfimo en comparación con el intercambio comercial por 11.500 millones de dólares entre los dos países en el mismo período.

Tan sólo 136 empresas, en su mayoría pequeñas o medianas y de las cuales 70 son brasileñas y 66 son argentinas, optaron por utilizar las monedas locales para el comercio entre los dos mayores países del Mercado Común del Sur (Mercosur), de acuerdo con cifras argentinas igualmente citadas por el diario.

La mayoría de las operaciones realizadas con monedas locales varío entre 8.100 y 13.500 dólares.

Los números fueron divulgados el mismo día en que el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, iniciará una nueva visita oficial a Argentina para abordar diferentes asuntos bilaterales, entre los cuales se cuentan las medidas para incrementar el comercio entre ambos países.

La posibilidad de usar las monedas locales en sustitución del dólar en el comercio entre Brasil y Argentina exigió varios meses de negociaciones y fue presentada como una medida que podría facilitar e incentivar los intercambios.

El Banco Central calculaba que el intercambio en monedas locales podría llegar al diez por ciento del comercio bilateral en pocos meses debido a que atraería principalmente y de forma inmediata a las pequeñas y medianas empresas.

Brasil, incluso, ya inició negociaciones semejantes con países como Uruguay y Colombia.

La medida, según los cálculos del Gobierno brasileño, permite una reducción de entre un dos y un tres por ciento en el costo de los embarques.

De acuerdo con empresarios consultados por Valor, la falta de interés en optar por las monedas locales obedeció principalmente al riesgo cambiario.

El alto costo de los contratos de crédito para exportar en monedas locales, la percepción de que el beneficio es limitado y el bajón del comercio bilateral también contribuyeron para que la medida no tuviese hasta ahora los efectos esperados.

El flujo comercial entre ambos países se redujo en un 40 por ciento en los tres primeros meses de este año frente al mismo período de 2008.

El Gobierno brasileño, por su parte, considera que las empresas aún no conocen bien el beneficio.