El emisor boliviano señala que su política cambiaria no castiga a las exportaciones

  • La Paz, 20 mar (EFE).- El Banco Central de Bolivia (BCB) defendió hoy su política cambiaria, de apreciación de la moneda local frente al dólar, y aseguró que no castiga a las exportaciones ni responde a criterios políticos sino a fundamentos económicos.

El emisor boliviano señala que su política cambiaria no castiga a las exportaciones

El emisor boliviano señala que su política cambiaria no castiga a las exportaciones

La Paz, 20 mar (EFE).- El Banco Central de Bolivia (BCB) defendió hoy su política cambiaria, de apreciación de la moneda local frente al dólar, y aseguró que no castiga a las exportaciones ni responde a criterios políticos sino a fundamentos económicos.

En una rueda de prensa, el presidente del BCB, Gabriel Loza, explicó que el rol de la política cambiaria de Bolivia es preservar el equilibrio interno para contener la inflación y asegurar la estabilidad financiera.

Empresarios bolivianos criticaron esta semana el tipo de cambio fijo frente al dólar que mantiene el BCB porque perjudica las exportaciones y porque va en contra de la tendencia regional y mundial.

Desde octubre pasado el BCB mantiene invariable el tipo de cambio en 7,07 bolivianos por un dólar, nivel al que bajó desde que en 2005 se situó en su máxima cotización, de 8,10 bolivianos por cada unidad de la moneda estadounidense.

Sobre las exportaciones, Loza manifestó hoy que su caída se ha dado en la mayoría de los países en desarrollo por la crisis económica internacional, y señaló como causas del fenómeno a la bajada de precios y la disminución de la demanda externa.

Recordó, además, que las exportaciones han seguido cayendo incluso en países que han devaluado fuertemente su moneda, porque la política cambiaria puede atenuar los efectos de la caída de precios y de la demanda externa pero no revertirlos.

En cuanto a la ruta de devaluación seguida en otros puntos de la región, el presidente del BCB aseguró que la mayoría de los países vecinos está interviniendo sus mercados cambiarios, como el caso de Colombia, Chile, Brasil y Perú, que han vuelto a apreciar sus monedas tras una fuerte depreciación frente al dólar.

Además, defendió que la política cambiaria interna no puede seguir los movimientos de otros países porque los factores que influyen en esta tendencia son distintos.

Otro de los argumentos del Banco Central es que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya no considera el tipo de cambio como factor determinante de la competitividad.

En líneas generales, el BCB sostiene que la economía boliviana presenta "una baja vulnerabilidad externa y bajos indicadores de riesgo con relación al pasado y otros países vecinos".

Uno de los factores que explican esa baja vulnerabilidad, según el BCB, es el progresivo aumento de las reservas internacionales que Gabriel Loza cifró en casi 7.800 millones de dólares a fecha del 19 de marzo.

Aunque admitió que el crecimiento de las reservas se ha ralentizado, el presidente del Banco Central aseguró que el impacto de la crisis no ha sido fuerte en este capítulo.

Por otra parte, Loza reconoció que, a diferencia de anteriores ejercicios, en 2009 Bolivia tendrá déficit fiscal y una balanza de pagos negativa, pero en porcentajes "manejables y controlables" que situó en el entorno del tres por ciento.

Para mantener el control ante estas previsiones, el presidente del BCB opinó que lo principal es que la inversión pública "sea eficiente".