El sector automotriz venezolano pide divisas para pagar a acreedores extranjeros

  • Caracas, 26 mar (EFE).- El sector automotriz venezolano solicitó hoy la liquidación de las divisas aprobadas por la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) para poder saldar el débito de más de 2,2 millones de dólares que adeudan a proveedores extranjeros.

Caracas, 26 mar (EFE).- El sector automotriz venezolano solicitó hoy la liquidación de las divisas aprobadas por la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) para poder saldar el débito de más de 2,2 millones de dólares que adeudan a proveedores extranjeros.

De no cancelar esa deuda, la cadena de producción vertical se vería afectada por la falta de pagos a los proveedores, con lo que el sector podría llegar a paralizarse en mayo, aseguró en una conferencia de prensa el presidente de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), Enrique González.

González alertó sobre la ampliación de la "brecha" entre oferta y demanda que se dará en el mercado venezolano en los meses de mayo y junio, "muy importantes en la demanda pero con una producción que desciende por momentos".

Asimismo, reveló que pese a que la capacidad de producción diaria de las plantas ensambladoras es de 1.100 vehículos al día, en estos momentos la cifra oscila entre los 500 y 600, con lo que estimó que en 2009 no se llegará siquiera a producir 180.000 unidades, "muy por debajo" de la cifra "deseable".

Esto provoca la "ralentización del desempeño del sector" automotriz nacional, que descendió un 22 por ciento en 2008 respecto al año anterior.

Por eso, González solicitó que la liquidación de divisas sea "suficiente, oportuna y constante" para evitar el actual retraso de 200 días de media de entrega de divisas.

Según el líder empresarial, a fecha de 15 de enero estaban pendientes de liquidación 700 millones de dólares lo que, a su juicio, hace que la situación se esté volviendo "dramática e insostenible", ya que muchos productores "no pueden hacer frente a las cargas que suponen estos retrasos".

Sin embargo, el presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores, Jose Luis Hernández, dijo que ve un "proceso de apertura" por parte del Ministerio para la Economía, encargado en Venezuela de tramitar las solicitudes de divisas, desde que en 2003 el Gobierno estableciera el control cambiario en el país.

El sector automotriz, de acuerdo con cifras ofrecidas hoy por ambas cámaras, emplea de manera directa a 40.000 trabajadores y a otros 80.000 de manera indirecta, y aportó al país mediante distintos impuestos cerca de cinco millones de bolívares fuertes (unos 2,5 millones de dólares) en 2008.