Almirall insta a la CNMV a aclarar quién lanzó el rumor sobre un comprador holandés

Acuerda destinar más de 52 millones al pago de dividendos

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente de Almirall, Jorge Gallardo, explicó hoy que la farmacéutica catalana ha pedido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su colaboración para que investigue "a fondo" el origen del rumor que en septiembre de 2008 apareció en medios de comunicación sobre el posible interés de un fondo holandés para comprar un paquete de la empresa y que alteró el comportamiento y valor de la acción.

Este rumor estalló un día antes de que Almirall publicara los resultados de la fase III sobre la eficacia del bromuro de aclidinio -- fármaco para tratar la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)-- y estos arrojaran unas conclusiones inferiores a los registradas en la fase II. "Estoy profundamente enfadado", aseguró Gallardo, que tildó el rumor de "maniobra indigna" y apuntó al posible papel de ciertos bancos extranjeros.

A la espera de que la CNMV colabore, Gallardo explicó que la farmacéutica sigue esperanzada con el bromuro de aclidinio y ha iniciado nuevos estudios durante este año para sacar adelante el fármaco. "Es el activo de I+D más importante de la compañía", sostuvo.

Gallardo hizo estas observaciones en el transcurso de la junta general ordinaria de accionistas celebrada hoy en Barcelona. El presidente y consejero delegado de la compañía comentó que 2008 fue un año de crecimiento para la compañía y en el que obtuvo resultados financieros sólidos. Almirall obtuvo un resultado neto de 136,1 millones de euros y unos ingresos totales de 1.056 millones.

Según explicó, el objetivo para este 2009 pasa por perseverar en los objetivos de crecer en el extranjero, buscando alianzas geográficas para comercializar el bromuro y mantener el liderazgo en España y el esfuerzo en I+D.

Gallardo avanzó que Almirall sigue interesado en hacer adquisiciones selectivas, principalmente en Europa, después de consolidar en 2008 las operaciones del año anterior en la rama de dermatología, como la de la alemana Hermal y los ocho productos de la farmacéutica británica Shire.

Durante este año, la compañía seguirá atenta a nuevas operaciones de desarrollo corporativo, a la vez que no descarta hacer ciertas desinversiones. En este sentido, Gallardo recordó que la venta de la planta de Sant Just Desvern se frustró por falta de recursos del comprador islandés, y añadió que la compañía no buscará activamente a otro interesado, pero escuchará ofertas si aparecen.

En la junta, los accionistas también aprobaron las cuentas del año y el pago de un dividendo bruto de 0,316 euros por acción, que se abonará antes del 1 de junio. En total, la compañía destinará más de 52 millones a remunerar a sus accionistas y cumple con la política de dividendo del 35-40%.

En paralelo, los accionistas mayoritarios del grupo, la familia Gallardo, mantienen su intención de comprar acciones para elevar su participación hasta el 5% del capital. "Quisimos demostrar confianza y compromiso en el futuro", sostuvo su presidente.