Economía/Bolsa.- Octava jornada consecutiva de repuntes para el Ibex, que gana un 0,52% y se sitúa en 7.700 puntos

MADRID, 19 (EUROPA PRESS) El parqué madrileño cerró la sesión de hoy con una leve subida del 0,52%, que permitió al Ibex 35 situarse en el nivel de los 7.700 puntos y encadenar ocho jornadas consecutivas de repuntes, aunque el selectivo moderó al cierre de la sesión la fuerte subida que mantuvo durante buen parte de la jornada. El Ibex, que se situó al borde de los 7.800 puntos al comienzo de la sesión terminó finalmente en la cota de los 7.701,6, desinflado por el tono negativo de Wall Street, que no ha digerido bien la decisión tomada ayer por la Reserva Federal de EEUU (Fed) de incrementar sus programas de compra de titulizaciones hipotecarias y lanzar un plan de hasta 225.375 millones de euros para adquirir bonos del Tesoro a largo plazo en los seis próximos meses. La Bolsa de Nueva York cerró ayer en positivo y abrió hoy con el mismo signo, pero tras unos minutos de cotización invirtió la tendencia, a pesar de que las peticiones iniciales de subsidio por desempleo en EEUU experimentaron en la semana que concluyó el pasado 14 de marzo un descenso de 12.000 personas. Las mayores subidas de hoy volvieron a corresponder al sector financiero. En concreto, Bankinter subió un 3,80%, seguido de Banesto (+3,69%), Banco Popular (+3,37%), Banco Santander (+1,96%), Banco Sabadell (+1,68%) y BBVA (+1,36%). En el lado de las ascensos también se situaron BME (+6,44%), Acerinox (+4,11%), Gamesa (+3,87%) y Acciona (+3,65%). En el lado de los recortes, Gas Natural (-1,95%), OHL (-1,54%) y Telefónica (-1,32%). En Europa, las miradas están puestas hoy en la Cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea en la que pedirán que en la próxima reunión del G20, se dé prioridad a la reforma de la arquitectura financiera internacional y no a la puesta en marcha de una segunda ronda de planes de estímulo económico para combatir la recesión, como reclama Estados Unidos. Precisamente, la cumbre se celebra en un día en el que el Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja sus expectativas de crecimiento de la economía mundial, que podría sufrir una contracción de entre medio punto y un punto porcentual en 2009. ((HABRÁ AMPLIACIÓN))