El Gobierno presionó a Bank of America para comprar a Merrill Lynch, según un fiscal

  • Nueva York, 23 abr (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos presionó al consejero delegado de Bank of America, Kenneth Lewis, para cerrar la compra del banco de inversión Merrill Lynch, a pesar de sus abultadas pérdidas, manifestó hoy el fiscal de Nueva York, Andrew Cuomo.

El Gobierno presionó a Bank of America para comprar a Merrill Lynch, según un fiscal

El Gobierno presionó a Bank of America para comprar a Merrill Lynch, según un fiscal

Nueva York, 23 abr (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos presionó al consejero delegado de Bank of America, Kenneth Lewis, para cerrar la compra del banco de inversión Merrill Lynch, a pesar de sus abultadas pérdidas, manifestó hoy el fiscal de Nueva York, Andrew Cuomo.

El fiscal investiga la transacción entre esas dos entidades, que quedó formalizada el 1 de enero pasado, y también si fue adecuada la información que se aportó a los accionistas y a los contribuyentes, al recibir Bank of America 20.000 millones de dólares de fondos públicos para facilitar la compra.

Cuomo envió hoy una carta a Christopher Dodd y Barney Frank, presidentes de los comités de banca y servicios financieros en el Senado y la Cámara de Representantes, respectivamente, donde repasa la compra de Merrill Lynch y unas reuniones de Lewis con funcionarios del Departamento del Tesoro y de la Reserva Federal de EE.UU.

Merrill Lynch, que atravesaba una grave crisis, alcanzó el pasado 15 de septiembre un acuerdo para ser adquirido por Bank of America y la operación fue aprobada por los accionistas del banco comprador el 5 de diciembre.

Cuomo relata que, una semana después, Merrill Lynch "de forma rápida y callada" anotó en sus cuentas más pérdidas de las que se preveían antes de la fusión, conocido por algunos ejecutivos de Bank of America pero que no revelaron a los accionistas hasta mediados de enero, dos semanas después de hacerse efectiva la transacción.

El fiscal de Nueva York señala en su escrito que Lewis fue advertido el 14 de diciembre por su director financiero del deterioro de las cuentas de Merrill Lynch, que en el cuarto trimestre acumularon pérdidas de más de 15.000 millones.

Esta carta también fue dirigida a la presidenta de la Comisión del Mercado de Valores (SEC), Mary Schapiro, y a Elizabeth Warren, titular de la comisión creada por el Congreso para supervisar los programas de rescate bancario.

Con ese panorama, Lewis informó tres días después al secretario del Tesoro de entonces, Henry Paulson, que estaba considerando "seriamente" invocar una cláusula del acuerdo de compra que permitía a Bank of America abandonar la operación en caso de que apareciera algún asunto adverso que se desconociera.

Lewis se reunió el 17 de diciembre en Washington con Paulson, con el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y con otros funcionarios para discutir esa posibilidad y éstos le pidieron que no invocara la cláusula hasta realizar más consultas.

"Durante esas reuniones, los funcionarios del Gobierno federal presionaron a Bank of America para que no buscara una rescisión del acuerdo de fusión", manifiesta Cuomo en su misiva.

"No disponemos por el momento de un panorama completo del papel de la Reserva Federal en esos asuntos", agrega el fiscal.

La posibilidad de dejar sin efecto el compromiso de comprar Merrill Lynch quedó cerrada después de que Paulson advirtiera a Lewis de que, en caso de invocar la citada cláusula, el equipo gestor de Bank of America y su Consejo de Administración sería relevado, según explicó el propio Lewis a Cuomo.

El fiscal señala que Paulson, durante una entrevista con su oficina, corroboró en su mayor parte el relato de Lewis.

El secretario del Tesoro manifestó a Lewis que no llevar a cabo la operación con Merrill Lynch supondría un riesgo para el sistema financiero de EE.UU. y para su banco, una opinión que también compartía la Reserva, según explicó después Lewis a su Consejo de Administración.

"El secretario del Tesoro nos ha informado de que hizo esa amenaza a petición de Bernanke", relata Cuomo en su misiva y agrega que, después de eso, la conversación entre Paulson y Lewis giró hacia la posibilidad de recibir asistencia adicional del Gobierno para afrontar las pérdidas de Merrill Lynch.

"Lewis admite que la amenaza de Paulson le hizo cambiar su idea de invocar la cláusula y acabar con el acuerdo", manifiesta Cuomo.

El fiscal señala que Bank of America no hizo públicas las pérdidas de Merrill Lynch, a pesar de haber constatado que estaba en una situación financiera que justificaba cancelar el acuerdo de compra, ni el efecto que tendrían en la transacción.

Cuomo manifiesta además que da la impresión de que la SEC no estuvo al tanto de las conversaciones entre Bank of America y los funcionarios gubernamentales, y subrayó la necesidad de proteger los intereses de los contribuyentes e inversores en asuntos como ese.