El Ibex dice adiós a seis semanas de ascensos, cae un 1,5% en cinco días y pierde un 3,3% en el año

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Ibex se despidió hoy de seis semanas consecutivas de ascensos y saldó los cinco días con una caída del 1,5%, después de que las noticias procedentes de Estados Unidos desinflaran la esperanza que los inversores de todo el planeta habían alimentado con las palabras de Obama sobre señales acerca del final de la crisis.

El parqué madrileño inauguró la semana con un desplome del 3,46% el lunes, la quinta mayor caída del año, arrastrado por las previsiones del Bank of América, que alejaron las ilusiones sobre la recuperación del sector financiero, y sólo el miércoles logró escapar de los 'números rojos'.

Con el retroceso de esta semana, que establece el selectivo madrileño en los 8.888,2 enteros, tras bailar desde los 9.000 hasta los 8.600 puntos, el Ibex da un paso atrás en el adelgazamiento de las pérdidas en lo que va de año y las sitúa en el 3,3%. Según el economista jefe de Intemoney, José Carlos Díez, aunque la volatilidad de los mercados se esté normalizando, sigue muy elevada, por el desconcierto de los inversores respecto a cuándo comenzará a verse la luz al final del túnel, ya que las tímidas señales de recuperación no dan pistas sobre el horizonte temporal.

"Las bolsas presentan una tendencia media al alza, aunque hasta que no se aclare la incertidumbre y baje la aversión al riesgo los mercados no recuperarán la normalidad", dijo el experto, para quien no estuvieron justificados los fuertes movimientos bajistas de finales de marzo ni los alcistas de la semana pasada.

En este sentido, indicó que los líderes del G-20 lograron con sus conclusiones en la Cumbre de Londres apaciguar "en cierta medida" la intranquilidad de los inversores, generando una marcada euforia que no parece haberse consolidado.

Precisamente hoy, los líderes el G-20 se reúnen en Washington para dar un impulso a los acuerdos alcanzados y con el telón de fondo de la mayor recesión planetaria desde la Segunda Guerra Mundial, después de que el FMI presentara unas previsiones que apuntan a que la economía de EEUU caerá un 2,8% este año y no crecerá nada en 2008.

A escala nacional, la semana estuvo marcada por la lluvia de resultados trimestrales del sector bancario, que confirma las previsiones de menores beneficios y más morosidad, así como de mayores dotaciones para insolvencias llevadas a cabo por el sistema financiero español.

El 'farolillo rojo' de todo el Ibex 35 fue Iberia, que se dejó un 9% semanal, castigada por los inversores tras anunciar que suprimirá el dividendo, aunque también saldaron los cinco días con retrocesos Sacyr Vallehermoso (-4,67%), Telefónica (-3,8%), REE (-3,20%), y Ferrovial (-3,11%).

En el sector bancario ninguno escapó al terreno negativo. el mayor retroceso fue para Banco Popular (-3,08%), que presenta sus resultados trimestrales la semana próxima, al igual que Santander, que cedió un 2,75%, seguido de Sabadell (-2,04%), BBVA (-1,95%), Bankinter (-1,41%), y Banesto (-0,38%).

El mayor avance semanal del parqué madrileño fue para OHL (+10%), seguido de Abengoa (+6,60%), BME (+5,63%), Grifols (+3,64%), Criteria (+3,58%), Enagás (+3,52%) y Endesa (+3,17%).