Las bolsas europeas registran sus máximos del último mes

LONDRES, 23 (Reuters/EP) Las bolsas europeas subieron hoy a su cota más alta en un mes, como efecto de los avances de Wall Street, tras el anuncio de la Administración Obama de iniciar un plan para eliminar los activos tóxicos de los bancos, y por las cifras de venta de viviendas, que fueron mejores que lo esperado en Estados Unidos. Tras tres días seguidos cerrando con alzas, el índice FTSEurofirst 300 de los principales valores de Europa subió un 3,1%, lo que le permitió finalizar la sesión en 739.77 puntos, su máximo al cierre desde el pasado 19 de febrero. Los repuntes más destacados fueron para BNP Paribas, Banco Santander, Barclays, Deutsche Bank, HSBC y UniCredit, ya que todos lograron revalorizarse entre un 4,6% y un 15,1%. El indicador londinense FTSE 100 logró una subida del 2,86% --hasta los 3.953,81 puntos--, el francés CAC 40 subió un 2,81% --hasta los 2.869,57--, mientras que el índice de Francfort, Xetra DAX, cerró la sesión con un alza del 2,56% --hasta los 4.176,37 puntos--. Por su parte, el indicador de la Eurozona, el DJ Euro Stoxx 50, logró un aumento del 3,58% en la sesión de hoy --cerró con 2.124,46 puntos--. En el momento del cierre de las principales bolsas del viejo continente, Wall Street registraba una subida fuerte y repentina. Por su parte, los índices Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq Composite subían entre un 3,8% y un 4,6% gracias al nuevo plan impulsado por el Gobierno estadounidense, que pretende ser un elemento clave para sacar al mundo de la recesión económica que atraviesa. "Es un paso más en esta larga historia, pero no será el último", explicó al respecto del plan Romain Boscher, director de gestión del patrimonio de la división de manejo de activos de la compañía Groupama, en París. "Seguimos creyendo que será necesario nacionalizar algunos bancos más", añadió. A esto se suma que el mes pasado, las ventas de viviendas de segunda mano en Estados Unidos aumentaron a un ritmo que no alcanzaba desde hace seis años, lo que ha supuesto otro pequeño impulso para la economía estadounidense.