Santander vende al Gobierno de Chávez su filial en Venezuela por 750 millones de euros

Santander vende al Gobierno de Chávez su filial en Venezuela por 750 millones de euros

Santander vende al Gobierno de Chávez su filial en Venezuela por 750 millones de euros

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El Banco Santander ha vendido al Gobierno de Hugo Chávez su filial en Venezuela por un importe de 1.050 millones de dólares (750 millones de euros), según informó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la entidad que preside Emilio Botín.

Las partes esperan que la firma del contrato de compraventa definitivo y el cierre de la operación tenga lugar a principios del próximo mes de julio. Venezuela pagará al Santander 630 millones de dólares (450 millones de euros) en efectivo, y el resto a través de dos pagarés, según fuentes del mercado.

Chávez anunció la semana pasada que hoy estaría finiquitado el convenio entre ambas partes para que el Banco de Venezuela pase definitivamente a formar parte de los activos del Estado venezolano, de acuerdo a su política de nacionalización de empresas.

El pasado 13 de mayo, el ministro de Economía y Finanzas venezolano, Alí Rodríguez Araque, se reunió con varios directores del banco para ultimar los pormenores de la adquisición. El mandatario venezolano dijo en su momento que ya tenían el precio de compra, pero se abstuvo de revelarlo.

La firma de este acuerdo pone fin a un año de incertidumbre respecto a las intenciones de Chávez de nacionalizar la filial del Santander en el país, después de que en agosto del año pasado el mandatario expresara su intención de comprarla.

"PROPIEDAD SOCIAL"

El líder venezolano argumentó en agosto de 2008 que su objetivo era convertirla en una "propiedad social" en aras de fortalecer la nación y brindarle mayor impulso al desarrollo de la economía en un momento de especial dificultad.

El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, afirmaba en el último trimestre del año pasado que las negociaciones para operación estaban muy adelantadas y podrían cerrarse en noviembre de 2008, previsión que no llegó a cumplirse por las diferencias de valoración.

En los primeros compases de la negociación, el Gobierno de Chávez habría ofrecido 1.200 millones de dólares por la compra del banco, aunque el Santander no estaba dispuesto a vender la tercera entidad más importante del país por menos de 1.800 millones de dólares, según recogía entonces la prensa local.

Banco de Venezuela fue nacionalizado en 1994 a raíz de la crisis que atravesaba el sistema financiero del país, y dos años más tarde Santander tomó su control al hacerse con el 80% de sus acciones en subasta por unos 300 millones, para más tarde asumir otro 13% del capital.

En la actualidad, la filial de Santander en la república bolivariana es una de las principales entidades del país, con una cuota de mercado del 11,4% en créditos y del 10,8% en depósitos. La filial tiene una red de 285 oficinas y 3,2 millones de clientes, tras incorporar 240.000 en 2008.

La estrategia del Santander en Venezuela se enfocó el pasado año hacia la rentabilización del balance, el mantenimiento de holgados niveles de liquidez y el incremento de los ingresos recurrentes, a través de una mayor vinculación de clientes.