Wall Street recibe el plan de Geithner con la mayor subida del año

Wall Street recibe el plan de Geithner con la mayor subida del año

Wall Street recibe el plan de Geithner con la mayor subida del año

NUEVA YORK, 23 (EUROPA PRESS/Emilio López Romero) La bolsa de Nueva York recibió hoy el nuevo plan del Tesoro para limpiar de activos tóxicos el sistema financiero con fuerte alzas en sus principales indicadores, cerrando con la mayor subida del año de Wall Street y estableciendo un nuevo récord de ganancia en un solo día desde hace cinco meses. Al cierre de la sesión, el Dow Jones de industriales se apuntó una subida del 6,84%, hasta situarse en 7.775,86 puntos, el mercado tecnológico Nasdaq aumentó un 6,76%, hasta cerrar en 1.555,77 puntos, mientras que el selectivo Standard & Poors 500 terminó con alzas del 7,08%, hasta los 822,92 puntos. Se trata de la primera vez desde mediados de noviembre que los tres principales indicadores del parqué neoyorquino cierran con subidas superiores al 6 por ciento, y llegan después de las pérdidas registradas la semana pasada en medio del escándalo de las bonificaciones repartidas por AIG a sus principales ejecutivos. Los inversores recibían así el plan presentado horas antes por el departamento que dirige Tim Geithner para la compra de activos tóxico' con fondos públicos y privados por un importe inicial de hasta 500.000 millones de dólares (368.642 millones de euros) que podría alcanzar hasta un billón de dólares (737.342 millones de euros). El Tesoro empleará entre 75.000 y 100.000 millones de dólares (55.323 y 73.773 millones de euros) procedentes del plan de rescate bancario (TARP), que, junto al capital aportado por inversores privados, proporcionará al programa la capacidad de adquirir hasta medio billón de dólares en activos tóxicos con la posibilidad de ampliarlo hasta un billón de dólares. Este nuevo programa de la Administración Obama pretende maximizar el resultado de las operaciones para los contribuyentes, compartir los riesgos y beneficios del plan con el sector privado y, gracias al efecto de competencia entre operadores privados, evitar el pago de un sobreprecio por parte del Gobierno mediante el establecimiento de precios competitivos.