Wall Street sube un 1,96% impulsada por los bancos y los datos del paro

NUEVA YORK, 8 (EUROPA PRESS/Emilio López Romero)

La bolsa de Nueva York cerró este viernes con una subida del 1,96% impulsada por la buena actuación de los bancos tras los resultados de las pruebas de estrés y de los últimos datos del paro, que apuntan a una ralentización de la destrucción de empleo en los últimos seis meses.

Al cierre de la sesión, el Dow Jones de industriales se apuntó una subida del 1,96%, hasta situarse en 8.574,65 puntos, el mercado tecnológico Nasdaq aumentó un 1,33%, hasta cerrar en 1.739 puntos, mientras que el selectivo Standard & Poors 500 terminó con alzas del 2,41%, hasta los 929,23 puntos.

El Gobierno anunció ayer que diez de los 19 mayores bancos necesitan captar 74.600 millones de dólares (unos 56.000 millones de euros) para afrontar la actual crisis financiera, cifra que el mercado había descontado a lo largo de las últimas jornadas tras las diversas filtraciones aparecidas en la prensa.

A la cabeza de los bancos más necesitados se situó Bank of America, que necesita capital adicional por valor de 33.900 millones de dólares. Por su parte, Wells Fargo necesita 13.700 millones de dólares, por los 11.500 millones de la firma financiera GMAC y los 5.500 millones de dólares de Citigroup.

En cambio, entidades como Goldman Sachs, JPMorgan Chase, American Express o Bank of New York Mellon encaran en buena situación el futuro a corto y medio plazo y no necesitan capital adicional, a juicio de la administración estadounidense.

BUEN DÍA PARA LOS BANCOS

Wells Fargo cerró hoy la sesión con un fuerte impulso del 13,81%, y sus acciones cotizando a 28 dólares y 18 centavo, Bank of America acabó con una subida del 4,89%, con sus acciones cotizando a 14 dólares y 17 centavos, y Citigroup subió un 5,51% y sus títulos cotizando a 4 dólares y 2 centavos.

Los inversores también recibieron con beneplácito los últimos datos del Departamento de Trabajo, que revelan que la destrucción de empleo registrada en abril representa la menor cifra desde el pasado mes de octubre y ofrece un resquicio de esperanza respecto a la posible estabilización del mercado laboral.

La economía estadounidense destruyó 539.000 empleos el pasado abril, frente a los 699.000 despidos del mes de marzo, lo que eleva la tasa de paro hasta el 8,9%, cuatro décimas por encima del dato anterior, y su nivel más alto desde septiembre de 1983.