Las matriculaciones caen un 21% en marzo en Cantabria y acumulan un descenso del 30% en el primer trimestre

SANTANDER, 1 (EUROPA PRESS) Las matriculaciones de turismos y todoterrenos bajaron más de un 21 por ciento en Cantabria en marzo con respecto al mismo mes de 2008 y en el conjunto del primer trimestre acumulan un descenso del 30 por ciento en relación a igual periodo del pasado año, según los datos difundidos hoy por la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto). De acuerdo con esos datos, el pasado mes se matricularon en la región 887 turismos y todoterrenos, frente a los 1.131 registrados en el mismo mes de 2008, lo que supone un recorte del 21,57 por ciento. El descenso fue menor en las ventas de vehículos para particulares y bastante más acusado en los vehículos de empresa. Así, se matricularon 732 vehículos particulares (un 5,55 por ciento menos) y otros 146 para empresas (-55,21%), frente a los 775 y 326 registrados, respectivamente, en marzo de 2008. En el conjunto de los tres primeros meses del año la caída es aún más acusada. En total, de enero a marzo se matricularon en la región 2.372 turismos y todoterrenos, mil menos que en el primer trimestre de 2008, cuando se alcanzaron 3.378. En términos porcentuales el descenso fue del 29,78%. En este caso también fue mayor el recorte de ventas en los vehículos de empresa, que bajaron un 61,46 por ciento, con 360 matriculaciones frente a las 934 de un año antes. Por su parte, en los vehículos particulares el descenso fue del 15,71%, pasando de 2.368 unidades en el primer trimestre de 2008 a 1.996 en el mismo periodo de 2009. En el total nacional, las matriculaciones cayeron un 38,61% durante el mes de marzo, alcanzando las 76.482 unidades matriculadas, frente a las 124.586 de hace un año. En España, la caída trimestral es del 42,94% respecto al periodo enero-marzo de 2008. Para Faconauto, "el mercado nacional ya muestra resistencias a seguir cayendo más". De hecho, la previsión de la patronal de los concesionarios es que el mercado de particulares empiece a arrojar cifras positivas en los meses de junio o julio. A su juicio, "la acusada y rápida caída de las ventas experimentada en los últimos meses ha saneado el mercado por lo que está en una buena posición para empezar a crecer y recuperarse desde posiciones más sanas".