Las matriculaciones de tractores registraron una caída del 35,2 por ciento en Aragón, con 171 vehículos vendidos en 2009

ZARAGOZA, 7 (EUROPA PRESS)

Las matriculaciones de tractores registraron una caída del 35,2 por ciento en Aragón, hasta situarse en 171 vehículos vendidos en el primer trimestre del año, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), que representa a un total de 2.400 concesionarios oficiales y 3.000 compraventas independientes.

Estos datos ponen de manifiesto que la crisis del motor no sólo se asienta en la venta de vehículos de turismo e industriales, sino que también alcanza a estos vehículos rurales donde la presión económica que sufren los agricultores a causa de la caída del precio de los productos agrarios, la subida de tipos de interés y el encarecimiento de la factura eléctrica, también ha restringido la demanda.

Las comunidades que concentraron mayor volumen de ventas de tractores se correspondieron directamente con zonas predominantemente agroganaderas como Andalucía (541), Galicia (403) y Castilla y León (375). Asimismo, la región de Castilla-La Mancha, caracterizada por sus predominantes extensiones de secano, sumó más de 300 matriculaciones hasta marzo.

Por el contrario, las regiones con menor cifra de ventas de tractores en este periodo fueron las ubicadas en el norte peninsular, caracterizadas por su alta pluviometría y menor extensión de sus explotaciones. De esta forma, Cantabria, con 8 tractores vendidos; La Rioja, con 35 y Asturias, con 35 se situaron a la cola en número de matriculaciones.

Curiosamente, el estudio de Ganvam revela que son precisamente las regiones cantábricas las que protagonizaron también los mayores descensos en ventas de tractores en el primer trimestre del año. La comunidad de Cantabria se sitúa a la cabeza, con una caída de 76,4 por ciento, seguida de Asturias (-58,8 por ciento) y La Rioja (-39,6 por ciento).

Por el contrario, los menores descensos en ventas de este tipo de vehículos agrarios se localizaron en la Comunidad Valenciana y en Andalucía, con caídas del 6,5 por ciento en cada una de ellas. Por su parte, las regiones de Galicia y el País Vasco registraron también caídas del 15,8 por ciento y 17 por ciento, respectivamente.

Como excepción a la tendencia bajista del mercado, regiones industrializadas como Madrid (+20 por ciento) o de importante producción agropecuaria como Canarias, incrementaron su demanda de tractores en los tres primeros meses del año. En el caso concreto del Archipiélago Canario, el incremento fue espectacular, con un 141,6 por ciento más de ventas hasta marzo.