Las ventas de coches caen un 54,8% en abril en la Comunitat, la segunda mayor caída del país

SEVILLA/VALENCIA, 4 (EUROPA PRESS)

Las matriculaciones de automóviles en la Comunitat registraron durante el pasado mes de abril un descenso del 54,8 por ciento, lo que supone una bajada en ventas superior a la media nacional, que registró la peor caída de su historia, con un volumen de ventas de 67.215 unidades y una reducción del 45,6 por ciento en comparación con las cifras del mismo mes de 2008, según informaron hoy las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam).

Según los datos recogidos por Europa Press, el descenso de ventas en la Comunitat es la segunda en toda España, por detrás de Murcia (-56%) y seguida de Aragón (-52,6%), Baleares (48,2%), Cataluña (-48,1%), Madrid (-48%) y Andalucía (-47,3%).

Por provincias, la venta de vehículos en Valencia cayó un 52,3% en abril respecto al mismo mes del año pasado. Este año se matricularon 2.889 coches en la provincia, frente a los 6.067 de 2008. Esta caída es mayor que la que se produjo en Castellón, que disminuyó un 35% (con 893 matriculaciones frente a las 1.380 del pasado año), pero mayor que la de Alicante, que se desplomó un 60% (con 2.659 unidades mientras que en 2008 se vendieron 6-793).

En cuanto al acumulado hasta abril, a nivel nacional la caída de las matriculaciones se situó en 265.210 unidades, lo que representa una bajada del 43,7 por ciento frente a las 471.299 unidades vendidas en el mismo periodo del ejercicio precedente. El descenso de ventas de vehículos hasta abril lo encabeza la Comunitat Valenciana, con un -57 por ciento, seguida de Baleares, con un -53,8 por ciento.

A nivel nacional, las ventas de automóviles se redujeron tanto en abril como en los tres primeros meses del año en todos los segmentos de mercado. No obstante, destacaron las caídas de los todoterrenos grandes (-69,2 por ciento en abril y -53 por ciento en el acumulado) y de vehículos de ejecutivo, con un descenso del 60,5 por ciento en abril y del 52,8 por ciento en los cuatro primeros meses.

Por tipo de demanda, las ventas a particulares y a empresas no alquiladoras fueron las más afectadas durante el pasado mes de abril, a raíz del descenso del consumo, con un descenso del 42,3 por ciento, ya que el mes pasado tenía dos días laborables menos que abril de 2008.

Por su parte, las compras del mercado alquilador registraron un descenso del 62 por ciento durante el mes de abril, mientras que en los cuatro primeros meses del ejercicio el retroceso se situó en el 66,8 por ciento.

Las patronales de fabricantes y vendedores señalaron que la evolución negativa del mercado automovilístico nacional "contrasta" con el crecimiento experimentado en el canal de particulares en la Comunidad Foral de Navarra, donde en abril se incrementaron las matriculaciones un 28%, gracias a la puesta en marcha de un Plan Prever.

Asimismo, explicaron que la reducción del 20 por ciento en el impuesto de matriculación en la Comunidad de Madrid "podría contribuir a ralentizar la caída en el principal mercado de España", puesto que en Madrid se concentra más de la cuarta parte de las entregas de turismos y todoterrenos totales. Sin embargo, ambas asociaciones recalcaron la necesidad de que este tipo de incentivos deberían "ser homogéneos" para no crear distorsiones de marcado.

Anfac y Ganvam apuntaron que tras la reciente aprobación en Reino Unido de incentivos directos a la compra de automóviles, España es el único país de los cinco principales mercados del 'Viejo Continente' donde no existen este tipo de planes específicos de fomento del consumo de vehículos, "que ya se ha generalizado en once países de la Unión Europea".

Por otro lado, el 70 por ciento de los automóviles y todoterrenos matriculados en España durante el mes pasado montaban un propulsor diesel, mientras que el 30 por ciento restante equipaba motor de gasolina. En el acumulado del año hasta abril, la dieselización del mercado aumentó hasta el 71 por ciento, frente al 29 por ciento de gasolina.