Las ventas de coches caerán un 40% en mayo, pero el Plan 2000E empieza a tener efectos positivos

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El mercado automovilístico cerrará el mes de mayo con un descenso muy cercano al 40% y con un volumen de matriculaciones de unas 70.400 unidades, si bien el Plan 2000E de ayudas directas a la compra ha comenzado a tener efectos positivos sobre la demanda de particulares en los últimos días del mes, según estimaciones de la consultora MSI que recoge Europa Press.

En concreto, en la última semana de mayo, las ventas a particulares se sitúan en torno a 11.400 unidades, lo que representa un aumento del 14% en relación con las estimaciones efectuadas antes de la entrada en vigor de las ayudas directas. De esta forma, el Plan 2000E está propiciando un aumento de las matriculaciones diarias de entre 500 y 600 unidades adicionales.

Como consecuencia, el canal de particulares cerrará el mes de mayo con un volumen de matriculaciones de 41.000 unidades, lo que equivale a una disminución del 25% en comparación con el mismo mes del ejercicio precedente. El retroceso es sensiblemente inferior al del resto de canales que conforman el mercado.

En fuentes de MSI explicaron a Europa Press que el Plan 2000E sólo tiene incidencia en la demanda de particulares, puesto que ni las empresas ni las compañías de alquiler ('rent a car') se acogen a este programa de achatarramiento porque no disponen de coches de más de diez años de antigüedad.

Así, las ventas a empresas se situarán al cierre de mayo en cerca de 17.000 unidades, lo que supondrá una reducción del 46% respecto al mismo mes de 2008, en tanto que las compras efectuadas por 'rent a car' bajarán un 55%, con 12.700 unidades aproximadamente.

Las matriculaciones de automóviles en España registraron en abril pasado la mayor caída de su historia para ese mes, con un volumen de ventas de 67.215 unidades, lo que se traduce en una reducción del 45,6% en comparación con las cifras del mismo mes de 2008.

En los cuatro primeros meses del presente ejercicio, las entregas de turismos y todoterrenos en el mercado español se situaron en 265.210 unidades, lo que representa un descenso del 43,7% frente a las 471.299 unidades vendidas en el mismo periodo del ejercicio precedente.