Las ventas de coches usados en La Rioja cayeron un 9,5 por ciento hasta marzo

LOGROÑO, 25 (EUROPA PRESS)

Las ventas de vehículos usados continúan su tendencia bajista y retrocedieron un 9,5 por ciento en La Rioja en el primer trimestre de 2009, hasta situarse en 2.090 unidades, según el informe Ganvam. Este descenso es inferior a la caída del 11,2 por ciento experimentada por el mercado español, en el que se contabilizaron un total de 296.000 turismos de ocasión vendidos hasta marzo.

En el primer trimestre, las ventas nacionales de turismos de ocasión superaron a las de nuevos en un 64,7 por ciento, lo que supone una relación de ventas VO /VN de 1,6 a 1, dos décimas por encima del ratio obtenido al cierre de 2008. Esta relación -la más alta de la historia- responde a la fuerte caída de la demanda de nuevos en el primer trimestre (-43 por ciento) y no tanto a la madurez del mercado de usados, que presenta todavía un gran potencial de crecimiento a corto y medio plazo.

De esta forma, España recorta distancias con los principales países fabricantes de vehículos de la Unión Europea, situándose a tan solo tres décimas de Alemania y cinco de Italia, aunque todavía lejos de países como Francia o Reino Unido que acumulan un diferencial de 1,1 y 1,6 puntos, respectivamente, con respecto a nuestro mercado.

LA FACTURACIÓN DE USADOS CAE

Paralelamente a esta caída de las ventas, los concesionarios y compraventas de vehículos de segunda mano registraron un retroceso del 11,8 por ciento en su cifra de negocio durante el primer trimestre del año, hasta situarse en 1.720 millones de euros al cierre de marzo.

El informe de Ganvam muestra que el mercado de vehículos usados sigue, principalmente, en manos de particulares, los cuales concentran más de la mitad de las ventas (54 por ciento), mientras que el 31 por ciento se canaliza directamente desde las redes oficiales de concesionarios. Los compraventas independientes acaparan un 14 por ciento de la tarta del mercado, mientras que las empresas alquiladoras apenas representaron un 1 por ciento de las ventas totales.

Por otro lado, el estudio constata que la supresión del Plan Prever, que suponía un incentivo alentador al achatarramiento de vehículos, sigue ejerciendo un "influjo negativo" sobre la edad del parque, hasta el punto de que seis de cada diez vehículos vendidos en el primer trimestre en las redes oficiales y vendedores independientes tenían ocho o más años de antigüedad.

En relación al tipo de vehículo, el estudio evidencia que los automóviles de gama baja y media-baja siguen capitalizando las ventas de usados ya que siete de cada diez pertenecen a este segmento. Los vehículos de gama media-alta supone una cuarta parte (21 por ciento) de las ventas, mientras que el segmento alto sólo representa un 6 por ciento.