Las ventas del comercio minorista en Galicia descendieron un 7% en febrero y la ocupación cayó un 1,4%

La variación gallega se sitúa casi cinco puntos por debajo de la estatal SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 (EUROPA PRESS) Las ventas del comercio al por menor descendieron en Galicia en febrero un 7 por ciento en términos constantes, con respecto al mismo mes del año pasado; mientras que el empleo se redujo un 1,4 por ciento, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Galicia se sitúa, de este modo, como la tercera comunidad en la que menos cayeron las ventas en el comercio minorista, tras el 6,7 por ciento menos registrado en Castilla y León y el 6,8 por ciento de reducción en Cantabria. En el conjunto del Estado las ventas del comercio al por menor experimentaron una caída interanual del 11,7 por ciento en términos constantes durante el mes de febrero y del 9,1% si se elimina el efecto calendario, lo que supone el mayor descenso de la serie, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), que precisó que las ventas sin incluir las estaciones de servicio cayeron un 10,8%. De esta forma, en febrero, las ventas del comercio minorista descendieron por decimocuarto mes consecutivo, lo que representa la mayor caída en los últimos cinco años, mientras que el empleo en el sector minorista retrocedió un 3,7 por ciento en febrero, el mayor descenso desde 2005 y el séptimo consecutivo. En Galicia, si se omiten los resultados de las estaciones de servicio, durante el mes de febrero el descenso fue del 6,6 por ciento, lo que supone, de nuevo que la Comunidad gallega fue la tercera en la que más se contuvo la caída. En cuanto al empleo, se redujo un 1,4 por ciento respecto a febrero del año pasado y un 0,9 por ciento en relación con enero de 2009. Los índices de ocupación sin incluir las estaciones de servicio señalan las mismas cifras de reducción para los periodos mencionados. DATOS ESTATALES Concretamente, las ventas de los productos alimenticios se redujeron un 8,8 por ciento, mientras que las de productos no alimenticios disminuyeron un 12,6 por ciento. Entre estos últimos, las ventas en el segmento de equipo del hogar cayeron un 24,3 por ciento, las de equipo personal bajaron un 10,6 por ciento, y las de otros bienes, un 7,9 por ciento. Las ventas en las estaciones de servicio, descontando el efecto precios, registraron en febrero un descenso del 5 por ciento respecto al mismo mes de 2008. La descomposición del índice general del sector minorista según las distintas formas de distribución comercial pone de manifiesto que todas las fórmulas comerciales redujeron sus ventas en febrero. El descenso más elevado fue el de las pequeñas cadenas, con una caída del 12,8 por ciento, seguidas de las grandes superficies (-11,7 por ciento), las empresas unilocalizadas (-10,7 por ciento) y las grandes cadenas (-7,2 por ciento). BAJAN LAS VENTAS EN LAS GRANDES SUPERFICIES El índice general de grandes superficies, que refleja el comportamiento de las ventas en locales con una superficie mayor de 2.500 metros cuadrados, registró un descenso interanual del 11,7 por ciento en términos constantes, registrando la mayor caída desde 2004. Los productos de alimentación y los no alimenticios decrecieron un 10,1 por ciento y un 12,6 por ciento, respectivamente. Las ventas del comercio minorista disminuyeron en febrero en todas las comunidades autónomas, los mayores descensos correspondieron a la Comunidad Valenciana (-15,4 por ciento), La Rioja (-15 por ciento) y Baleares (-14 por ciento). EMPLEO Por su parte, el empleo en el sector del comercio minorista, tanto asalariado como no asalariado, registró en febrero una tasa de variación interanual para la totalidad del sector del -3,7 por ciento. Todos los modos de distribución disminuyeron el empleo, en especial las pequeñas cadenas y las grandes superficies, que registraron unos descensos de ocupación del 6,2 por ciento y del 7,4 por ciento, respectivamente. En las estaciones de servicio la caída fue del 3,4 por ciento respecto a febrero de 2008. Por comunidades autónomas, el empleo en el comercio minorista presentó un descenso generalizado, tanto si se considera el empleo de las estaciones de servicio como si no se contabiliza. Los mayores descensos de la ocupación del total del comercio minorista se dieron en Canarias (-5,4 por ciento), Aragón (-5,2 por ciento) y Castilla-La Mancha (-5 por ciento).