Mitsubishi entra en 'números rojos' en su año fiscal 2008-2009 por las pérdidas extraordinarias

TOKIO, 27 (EUROPA PRESS)

El fabricante japonés de automóviles Mitsubishi registró unas pérdidas netas de 54.900 millones de yenes (unos 428 millones de euros al cambio actual) en el año fiscal 2008-2009 (cerrado el pasado 31 de marzo), frente a un beneficio neto de 34.700 millones de yenes (270,5 millones de euros) en el ejercicio precedente.

Mitsubishi explicó que la caída de sus resultados es consecuencia de la reducción de sus niveles de ventas y de las pérdidas extraordinarias que se anotó, entre las que figura una carga de 27.500 millones de yenes (214,3 millones de euros) por impagos.

No obstante, la multinacional nipona espera volver a los 'números negros' en el año fiscal 2009-2010, que comenzó el pasado 1 de abril, con un pequeño beneficio de 5.000 millones de yenes (39 millones de euros), gracias a las medidas previstas para reducir costes.

La corporación japonesa facturó en su último ejercicio fiscal 1,97 billones de yenes (14.380 millones de euros), un 26% menos, debido principalmente a la caída de sus ventas mundiales, que se redujeron un 22%, hasta situarse en 1,06 millones de unidades.

En Europa, la firma comercializó 272.000 vehículos entre abril de 2008 y marzo de 2009, lo que se traduce en una disminución del 20%. A este descenso se sumará una nueva caída del 22% en el presente ejercicio fiscal, hasta 213.000 unidades, según las previsiones de la propia compañía.

Aunque Mitsubishi espera cerrar el año fiscal 2009-2010 con beneficios, sus estimaciones apuntan a una caída de las ventas del 13%, con 932.000 unidades, y a un retroceso de la cifra de negocio del 24%, hasta 1,5 billones de yenes (unos 11.700 millones de euros).