Vendidos 1.600 vehículos y 31.847 electrodomésticos desde la puesta en marcha de los planes Renove

Los ciudadanos navarros han gastado 24,6 millones en coches y 12 millones en aparatos para el hogar

PAMPLONA, 30 (EUROPA PRESS)

Un total de 1.600 vehículos y 31.847 electrodomésticos vendidos es el balance de los planes Renove Auto Navarra y Renove Hogar. Según expuso en rueda de prensa el consejero de Innovación, Empresa y Empleo del Gobierno foral, José María Roig, el gasto realizado en el marco de estas dos campañas ha sido de 24,6 millones de euros en coches y 12 millones de euros en aparatos para el hogar.

El Gobierno foral puso en marcha en el mes de marzo estos planes Renove con los objetivos de dinamizar la economía, ahorrar energía, favorecer la transición a la TDT e incorporar a los jóvenes a la sociedad de la información y mejorar su formación.

El consejero consideró que el balance hasta ahora es "muy positivo" en cuanto a la generación de negocio y en lo que significa de mantenimiento del empleo. "Existe una sensación de esperanza de que las cosas se pueden hacer bien", manifestó.

El Plan Renove Auto se puso en marcha el 23 de marzo con un presupuesto de cuatro millones de euros, ampliable a seis. Las ayudas para vehículos oscilan entre 1.200 y 2.200 euros. Al haberse generado unas ventas de 12 millones, éstas "cuadruplican" el presupuesto del Gobierno foral, destacó Roig.

En cuanto al Plan Renove Hogar, campaña que se inició el 11 de marzo, la adquisición de 31.847 aparatos ha generado un gasto por parte de los ciudadanos de 12 millones de euros frente a un presupuesto contemplado por el Gobierno de Navarra de tres millones de euros. Las ayudas en este caso son de entre 18 y 150 euros. Las ventas en este caso multiplican por seis, dijo el consejero, las ayudas previstas por el Ejecutivo.

Al margen de los 13.000 televisores con TDT, para los que se han agotado ya las subvenciones, y los más de 10.000 descodificadores, en el caso de los electrodomésticos los aparatos más vendidos han sido las lavadoras, seguidas de los frigoríficos y los lavavajillas.

Roig manifestó que el Gobierno foral está promoviendo medidas "para paliar, dentro de nuestras posibilidades, la crisis que vivimos". "Se han dirigido estas ayudas fundamentalmente al sector comercio, que tiene un sufrimiento especial en la crisis", expuso el consejero.

Explicó en este sentido que, frente al apagón digital este mismo año, el Gobierno entendió que el ciudadano "debería recibir ayudas y adaptarse" a la nueva situación y de ahí, la campaña para televisiones y descodificadores. También se incluyeron en el plan los electrodomésticos debido a la apuesta por el ahorro energético. "Suele desarrollarse en todas las regiones españoles", dijo.

Sobre el automóvil, indicó que la crisis ha afectado a la venta de vehículos. "Lo hemos considerado por tanto también un elemento a considerar", dijo para exponer que este caso ha sido un ejemplo en todo el país. Y no pasó por alto las ayudas a los ordenadores portátiles para alumnos de primero de universidad o de FP, que se harán extensibles a los que inicien el curso también en septiembre.