El Gobierno gallego volverá a reunirse la próxima semana antes de la investidura de Feijóo para evitar "vacío de poder"

Touriño garantiza que el traspaso de poderes será "efectivo, transparente y exquisito" y defiende su proceder "diligente"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 (EUROPA PRESS)

El Gobierno gallego volverá a reunirse la próxima semana en un Consello antes de que el futuro jefe del Ejecutivo, el 'popular' Alberto Núñez Feijóo, sea investido como presidente de la Xunta --previsto para la semana del 15 de abril-- con el objetivo de evitar "un vacío de poder".

"No preveo (un Consello) en la semana de votación del nuevo presidente, pero entendí que dos semanas sin reunión del Ejecutivo podría ser un vacío de poder", manifestó el jefe del Gobierno autonómico en funciones, Emilio Pérez Touriño, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de los mandatarios gallegos.

En este sentido, explicó que su intención es celebrar otro Consello de la Xunta y, aunque está a expensas del calendario que fije mañana la Mesa del Parlamento, baraja que la semana que comienza el lunes 13 sea la de la investidura de Feijóo como presidente.

De esta forma, y pese a que la próxima coincide con dos días festivos (Jueves y Viernes santos), Touriño indicó que optó por que se celebre una reunión del Gobierno autonómico en esos días, tras descartar convocar un Consello para el día anterior a la votación del nuevo jefe del Ejecutivo.

A este respecto, recordó que el Gobierno de Fraga celebró un Consello el 29 de julio, "la víspera de la votación de investidura", pero destacó que él no lo prevé. Así, defendió celebrar una reunión la semana del 6 de abril para "no paralizar la tramitación ordinaria" de la Xunta durante dos semanas.

TRASPASO "EFICIENTE, TRANSPARENTE Y EXQUISITO"

Preguntado por la primera reunión que mantendrá mañana con Alberto Núñez Feijóo para iniciar el traspaso de poderes, Touriño esperó que se desarrolle este proceso en condiciones de "eficiencia, transparencia y al servicio de Galicia".

El máximo mandatario gallego en funciones garantizó que estas características serán las que marcarán las pautas del Gobierno saliente y aseveró que se desarrollará "de acuerdo con el procedimiento y en las fechas previstas". "Procederemos con normalidad", apostilló.

Al respecto de las críticas de Feijóo acerca de la escasa celeridad del proceso, Pérez Touriño sostuvo que su actuación está siendo "sutil y exquisita", y la calificó de "diligente".

"LEAL Y NORMAL"

"No voy a seguir esta historieta de corto alcance que alguno quiere reinventar", expuso, e invitó "a la memoria" para subrayar que el proceder actual "exquisito y prudente". "Me da la impresión de que la oposición de Feijóo no tiene responsabilidad", declaró, tras lo que matizó que no quiere "crear disputa" de este asunto.

En este sentido, explicó que "hubo un cruce de cartas" tras lo que ambos dirigentes "quedaron" para la reunión de mañana. "¿Tenía que llevar el membrete de la Casa Real?", se preguntó irónicamente, y "en términos de cordialidad", agregó. "Colaboración leal y normal", zanjó acerca de sus expectativas sobre este proceso.