El PP subraya la "gran responsabilidad" de la Autoridad Portuaria de Gijón para financiar la ampliación del puerto

OVIEDO, 16 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP de Asturias, Ovidio Sánchez, aludió hoy a la "gran responsabilidad" que la Autoridad Portuaria de Gijón tiene en los problemas que están surgiendo para financiar la ampliación del Puerto de El Musel. Según Sánchez, la situación actual, en la que la Unión Europea puede denegar los fondos solicitados para hacer frente a una segunda fase, puede suponer un retraso importante.

Sánchez hizo estas manifestaciones en el transcurso de una rueda de prensa ofrecida hoy en la Junta General del Principado, en la que estuvo acompañado por el secretario general del partido en Asturias, Fernando Goñi.

Sánchez manifestó que el PP siempre ha venido apoyando el desarrollo del Puerto de El Musel, algo que considera muy importante para las infraestructuras de Asturias. Sin embargo, explicó que las últimas noticias demuestran que los actuales gestores "no han hecho las cosas bien".

También quiso replicar al eurodiputado socialista Antonio Masip, que ayer acusó al PP de obstaculizar proyectos como la ampliación de El Musel. Sánchez dijo que los que han impedido que la Unión Europea den los fondos solicitados por España es Izquierda Unida, concretamente la formación Los Verdes, con la que está coaligada en Asturias y que presentó una denuncia a nivel europeo.

Dado que IU-BA-Verdes forman parte del Gobierno junto al PSOE, Sánchez, dijo que Masip intenta "distraer la atención" echando la culpa al PP de lo que se hace desde el propio Gobierno asturiano.

Las obras de ampliación del Puerto de El Musel, en Gijón, arrancaron en el año 2004, a cargo de la unión temporal de empresas Dique Torres y con un presupuesto de 579,2 millones. Sin embargo, posteriormente la Autoridad Portuaria admitió que las obras iban a costar 251 millones más, algo que atribuyó a la imposibilidad de recurrir a una cantera de materiales con la que se contaba inicialmente. Así, el Gobierno español terminó solicitando 135 millones a la Unión Europea a cargo de los fondos de cohesión. Formaciones políticas como Los Verdes consideraron el sobrecoste injustificado y así lo hicieron saber en Europa.