El 'Telefónica Azul' se prepara para la quinta etapa; el 'Negro' hacia Río

  • Redacción deportes, 10 feb (EFE).- El VO70 español 'Telefónica Azul', al mando de Iker Martínez, se está preparando en Qingdao para la salida de la quinta etapa de la Volvo Ocean Race -Vuelta al Mundo por etapas-, mientras el 'Telefónica Negro' de Fernando Echávarri ha sido embarcado hoy en Singapur en un mercante para trasladarlo a Río de Janeiro (Brasil).

El 'Telefónica Azul' se prepara para la quinta etapa; el 'Negro' hacia Río

El 'Telefónica Azul' se prepara para la quinta etapa; el 'Negro' hacia Río

Redacción deportes, 10 feb (EFE).- El VO70 español 'Telefónica Azul', al mando de Iker Martínez, se está preparando en Qingdao para la salida de la quinta etapa de la Volvo Ocean Race -Vuelta al Mundo por etapas-, mientras el 'Telefónica Negro' de Fernando Echávarri ha sido embarcado hoy en Singapur en un mercante para trasladarlo a Río de Janeiro (Brasil).

La quinta etapa de la VOR entre Qingdao (China) y Río de Janeiro (Brasil), que se iniciará el sábado a las 13:00 hora local (06:00 hora española)y con un recorrido de 12.300 millas náuticas (22.800 Km.), será la más larga de la historia de la prueba y con una navegación prevista de 35 a 40 días, todo debe estar perfectamente controlado.

El campeón olímpico mallorquín Jordi Calafat, uno de los Jefes de Guardia del 'Azul', ha explicado que "el trabajo es intenso. Hay que cargar media tonelada de comida y repuestos, tenemos que ver la ruta por dónde vamos a ir y decidir qué velas vamos a llevarnos; tenemos el tiempo justo".

El 'Telefónica Negro' de Fernando Echávarri ha dejado hoy el puerto de Singapur rumbo a Río de Janeiro donde llegará el próximo tres de marzo.

La tripulación del barco, excepto dos miembros que se incorporarán al 'Azul' para la quinta etapa, posiblemente Jaime Arbones y David Vera, volverá a España y continuará los entrenamientos allí.

El equipo de tierra del 'Telefónica' trabaja ahora con los ingenieros de la oficina de Bruce Farr, constructor del barco, preparando las reparaciones en el barco cuando llegue a Río.

Quien también trabaja contra reloj es el 'Ericsson 3' sueco de Magnus Olsson, que está en un astillero de Hualien(Taiwan) y quiere finalizar la cuarta etapa y tomar la salida de la quinta junto con el resto de la flota.

"Lo qué estamos intentando hacer ahora es casi imposible.¡Pero vamos a lograrlo!", ha señalado Olsson.

El equipo de tierra sueco está trabajando frenéticamente en turnos continuos de 24 horas para terminar la reparación de sus deslaminación en el casco e intentará retomar la etapa mañana desde el punto donde se retiró, a unas 60 millas (110 Km.). al Norte de Taiwan y a unas 500 (900 Km.) de la meta en Qingadao.

En este ritmo de trabajo y quizás por el cansancio, el constructor Rick Douglas perdió ayer el dedo índice de una mano al seccionarlo con una máquina de pulir.

El meteorólogo del equipo, Chris Bedford, ha señalado que tienen que intentar salir hoy mismo o mañana porque las condiciones son favorables y podrían llegar a la meta en dos o tres días.

El 'Delta Lloyd" holandés de Roberto Bermúdez de Castro, también en Taiwan, fue depositado el lunes en un portacontenedores y ahora está de camino a Hong Kong. De allí lo enviarán a Río de Janeiro. Si todo va según lo previsto el barco llegará el 11 de marzo, apenas una semana antes de la regara costera de Río.

El constructor del barco, Killian Bushe, estará en el Brasil para realizar las reparaciones del casco y la instalación del nuevo mástil. Él es también responsable de la construcción de los dos barcos 'Ericsson' de esta edición de la prueba; el 'Delta Lloyd' es el antiguo 'ABN Amro I', vencedor de la edición 2005-2006.