Feijóo confirma que la nueva Xunta reflejará la renovación del PPdeG y que habrá conselleiros "sin carnet" del partido

El nuevo Gobierno gallego elaborará un calendario de infraestructuras y pedirá a Zapatero plazos "realistas" sobre el AVE

VIGO, 2 (EUROPA PRESS)

El presidente del PPdeG y futuro presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, confirmó hoy que el nuevo Gobierno autonómico "acompañará al PPdeG en su proceso de renovación" en el sentido de que reflejará esos cambios en el partido, por lo que confirmó la llegada de caras nuevas a la Administración gallega así como que algunos de los que serán conselleiros "no tiene carnet de militante del PP".

En una entrevista para el programa los Desayunos de Onda Cero Vigo, Núñez Feijóo reconoció que la configuración del nuevo Ejecutivo autonómico está "prácticamente cerrada", y que "ahora se están encajando perfiles". En ese sentido, apostó por formar un Gobierno con personas "que debuten en las tareas de gobierno pero a la vez conozcan el funcionamiento de la Administración y del sector privado".

El líder de los populares gallegos recordó que se reducirá el número de consellerías, con lo que cada departamento tendrá más competencias porque "no va a desaparecer ningún área". Asimismo, apuntó que la existencia o no de una vicepresidencia "es lo que menos preocupa", y reiteró la conveniencia de "no acumular cargos", para que los conselleiros --que apuesta porque no sean diputados-- "se centren en las labores de gobierno".

En ese sentido, evitó desvelar el futuro de Corina Porro en la Xunta, aunque precisó que la ex alcaldesa puso como condición para aceptar una puesto, que éste tenga relación con la ciudad de Vigo. De hecho, Porro se perfila para sustituir a Jesús Paz al frente de la Autoridad portuaria, una decisión que no se conocerá hasta finales de abril, ya que ese cargo es propuesto por la Consellería de Política Territorial y ratificado por la Administración central.

Por otra parte, Feijóo también se refirió al proceso de traspaso de poder y a su ralentización, que atribuyó al "abatimiento y desconcierto" de PSdeG y BNG por perder las elecciones, y les recordó que, en una situación de crisis, ese traspaso debe ser "diligente y leal". Además, se comprometió a impulsar una reglamentación para regular ese tipo de procesos.

PRIORIDADES

Por otra parte, el presidente del PPdeG se refirió a sus prioridades en cuanto el nuevo Gobierno gallego tome posesión y afirmó que serán "las de los ciudadanos", en referencia a mejoras de servicios públicos, y políticas que permitan la recuperación de empleo.

A este respecto, pidió "responsabilidad" a los sindicatos y recordó que "si antes no había riesgo de huelga general, ahora tampoco", al tiempo que precisó que los EREs presentados hasta ahora fueron con el anterior gobierno bipartito.

En cuanto a las infraestructuras, afirmó que el PP elaborará un "calendario de infraestructuras" que presentarán al presidente Zapatero porque "ya nadie se cree que el AVE va a llegar en 2012" y, como presidente de la Xunta, no quiere "mentir a Galicia".

Según apuntó, el nuevo Gobierno gallego pedirá al Ejecutivo central "que diga en qué año llega el AVE, sabiendo que lo de 2012 no se va a cumplir", y apostó por trabajar "en algo realista", con una fecha "razonable".

También hizo hincapié en otras actuaciones que tendrán preferencia para la Xunta --entre las que no está el metro ligero--, como la nueva autovía entre Pontevedra y Vigo, la construcción del nuevo hospital de la ciudad olívica, el desbloqueo de la vía de alta capacidad entre Tui y A Guarda (Pontevedra) o la rescisión del contrato de la obra de reforma de la carretera PO-325, entre Vigo y Nigrán.

Además, apostó por medidas para que se vendan o alquilen más de 60.000 casas vacías en Galicia, en detrimento de un plan sectorial de vivienda --el del Gobierno anterior-- que "no es oportuno ni el modelo para solucionar problemas".

Feijóo explicó que el sector de la automoción y el lácteo son dos de los que más preocupan al PP. Con respecto al primero, reiteró la necesidad de una política de incentivación de ventas y de rebajas fiscales; y con respecto al segundo, apostó por tomar medidas como aumentar los controles sanitarios o "recomendar" a las cadenas alimenticias la compra de leche española, después de que la ministra Elena Espinosa "no actuó acertadamente" en la negociación de la cuota láctea.

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Con respecto a la financiación autonómica, el próximo presidente de la Xunta avanzó que planteará a nacionalistas y socialistas la necesidad de consensuar una posición para que "Galicia tenga una sola voz" en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Además, recalcó que la comunidad gallega va a tener una posición "firme" y planteará al Gobierno que "el Estado somos todos".

A este respecto, Feijóo destacó la necesidad de "consenso" porque se negocia "la financiación de las Comunidades Autónomas, no la del PSOE o la del PP". Asimismo, reiteró que, en esa negociación, el factor población "es incompleto y con un resultado injusto", por lo que pidió que se tengan en cuenta criterios como el envejecimiento, la dispersión y los residentes ausentes en el exterior.