La CIG denuncia que averías en patrulleras de Vigilancia Aduanera dejan expuesta al narcotráfico a la costa gallega

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 (EUROPA PRESS) La CIG denunció hoy que las averías que sufren las patrulleras de Vigilancia Aduanera dejan expuestas al narcotráfico "muchos meses del año" algunas zonas del litoral gallego, como la Costa da Morte, que es una de las áreas "preferidas" por los traficantes para introducir alijos en Galicia. La central sindical criticó en un comunicado la "falta de interés" por la lucha contra el narcotráfico de los responsables de este servicio de vigilancia y recriminó que la patrullera de Ribadeo (Lugo) esté "parada por reparaciones" desde el pasado noviembre y la embarcación con base en Muros (A Coruña) esté fuera de servicio desde el 30 de enero de este año. En concreto, en el caso de esta última patrullera, el coste de la reparación es de 2.000 euros, indicó la CIG, que reprochó que una zona como la Costa da Morte permanezca sin vigilancia a pesar del "poco coste". Así, recordó que a principios de año se intervinieron cerca de 4.000 kilogramos de cocaína en Muxía. En el caso de Ribadeo, la central sindical señaló que durante los últimos temporales se tuvo que trasladar la embarcación con base en A Coruña para un servicio que tendría que haber realizado la de la localidad lucense, "poniendo en riesgo el operativo y arriesgando la vida de los funcionarios" que se tuvieron que desplazar "muchas millas en condiciones meteorológicas adversas". La CIG explicó que ambas patrulleras tienen más de 24 años de antigüedad, lo que convierte las averías en "constantes" y exigió "más diligencia" a los responsables de Vigilancia Aduanera para reparar las lanchas, pues "a la sociedad le sale más cara la entrada de un alijo de droga que la reparación de los medios necesarios para impedirlo". Además, se preguntó "quién puede tener intereses en que no funcionen las bases de Vigilancia Aduanera en Galicia".