La náutica balear intentará competir en el Mediterráneo con calidad regulada, ya que en precios no puede

PALMA DE MALLORCA, 24 (EUROPA PRESS)

La náutica española más dirigida al sector turístico se plantea mantenerse dentro de los límites de la competitividad, frente a los mejores precios que ofrecen otros destinos del Mediterráneo, regulando la calidad de su actividad mediante una normativa pionera en el mundo, de la que ayer jueves se acabó de redactar en Mallorca el primer borrador, consensuado por expertos y varias instalaciones portuarias de la isla de forma voluntaria.

Así lo expuso el director general del Instituto de Calidad Turística Española (ICTE), Fernando Fraile, en un encuentro mantenido con los medios de comunicación en el Club Náutico de Palma, una de las entidades colaboradoras en impulsar esta iniciativa, para la que el organismo independiente Aenor podría dar su aprobación "no más tarde de final de año", señaló, el responsable del proyecto, Guillermo Anivarro.

Una vez que eso haya sucedido, los clubes náuticos y marinas que cumplan esta norma obtendrán la misma 'Q' de 'Calidad Turística', que ya otorga el ICTE a hoteles, agroturismos, restaurantes, estaciones de esquí y otros segmentos de la oferta turística española, lo que fue considerado por los representantes del sector presentes como un"avance", en términos de excelencia, para el sector náutico-deportivo, cuyas 'plazas' son los puntos de amarre.

Con la adaptación a la futura regulación, quedará acreditado que España --con Baleares en vanguardia-- "somos un destino caro pero muy bueno", comentó Fraile; mientras que el presidente del Comité de Normalización de Clubs Náuticos, Carlos Torrado, precisó que servirá para cambiar la comprensión social existente sobre estas instalaciones, de mero "párking de barcos" a un lugar donde se ofertan servicios turísticos, además de albergar pruebas deportivas.

Por su parte, el vicepresidente de la Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos (Ceacna), Miquel Suñer, manifestó su intención de que la normativa que ahora se encuentra en estudio, que será de rango estatal, llegue a serlo de ámbito europeo, al tratarse de la primera en su clase.