La tripulación recupera el control del barco de EEUU en Somalia

NAIROBI/NUEVA YORK (Reuters) - La tripulación de un carguero de bandera estadounidense y propiedad danesa secuestrado por piratas en Somalia recuperó el control de su barco el miércoles, pero su capitán aún permanece como rehén en un barco salvavidas, dijeron la naviera y un tripulante.

La tripulación de 20 estadounidenses tenía el control de la nave e intentaba negociar la liberación de su capitán, mientras esperaban la llegada de un buque de guerra estadounidense, expresó a la cadena de noticias CNN el segundo a bordo, Ken Quinn.

Citando a un alto cargo de Defensa que no fue identificado, CNN informó de que el destructor Bainbridge había llegado a la escena.

La CNN también dijo que un avión de la Armada estadounidense hizo contacto visual con los secuestradores y que estaba ofreciendo al Bainbridge una información detallada de lo que está ocurriendo en el área.

Consultado sobre la información, un responsable de Defensa estadounidense en Washington dijo: "Tenemos elementos aéreos en el área. Son las 02.30 de la madrugada allá. Así que no sé exactamente lo que estamos viendo".

El operador del barco, Maersk Line Ltd, confirmó que la tripulación estadounidense había recuperado el control del carguero de 17.000 toneladas Maersk Alabama, después de que los piratas se retiraran del navío con un rehén.

Un portavoz de la compañía dijo que no tenían información de heridos dentro de la tripulación que quedó a bordo.

Funcionarios marítimos dijeron que el Maersk Alabama llevaba alimentos para Somalia y Uganda desde Djibouti hasta Mombasa, puerto keniano, cuando fue capturado en el océano Indico, en una intensificación de los ataques en la nación del cuerno de África.

"Podemos confirmar que nuestra tripulación tiene el control del barco. Los piratas han partido del buque y se han llevado con ellos a un miembro de la tripulación como rehén", explicó el portavoz Maersk Line, pero no confirmó si el rehén es el capitán.

El barco fue capturado a unos 500 kilómetros de la costa de Somalia y es la primera vez que piratas del país secuestran a ciudadanos estadounidenses.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo el miércoles que está muy preocupada por el secuestro del barco e hizo un llamamiento a acciones mundiales para acabar con el "azote" de la piratería.

"Estamos profundamente preocupados y lo estamos siguiendo muy de cerca", expresó Clinton a reporteros en Washington.

"Especialmente ahora estamos concentrados en este particular acto de piratería y en la captura del barco que transporta a 21 ciudadanos estadounidenses. En términos generales, creemos que el mundo debe unirse para acabar con el azote de la piratería", agregó.