Las reservas de amarres caen un 5 por ciento en los clubs náuticos de la Bahía de Palma

En general, más que un descenso en la demanda de puntos de amarre se advierte una caída en la de servicios portuarios

PALMA DE MALLORCA, 25 (EUROPA PRESS)

Las reservas de amarres en los clubs náuticos situados en la Bahía de Palma cayeron un cinco por ciento en lo que va de año, un descenso que se considera leve en comparación con los que experimentaron otros segmentos de actividad económica, y que afectó principalmente a las embarcaciones de menor eslora, con consecuencia previsiblemente de la crisis económica, mientras que los yates de mayor tamaño mantienen la demanda.

Así lo confirmó, en declaraciones realizadas a Europa Press, el gerente de la Asociación de Clubs Náuticos de Baleares, Rafael Palmer, quien detalló que, en general, más que un descenso en la demanda de amarres --de los que confirmó una demanda equivalente a 3.000 puntos- se advierte una caída en la de servicios portuarios, como la venta de carburante o la varada y botadura de embarcaciones, entre otros.

Respecto a la bajada en el volumen de las reservas, Palmer la calificó de "apenas perceptible" en el resto del archipiélago, donde algunos puertos incluso han visto incrementada la demanda de amarres, como es el caso de los clubs náuticos de Ibiza, así como en los de núcleos costeros mallorquines como Andratx, Pollença y sa Ràpita (Campos) "la demanda no ha cambiado"; mientras que sí ha descendido, en otros "menos atractivos" para el turismo.

Por su parte, el gerente del Club Náutico de Palma, Albert Pons, confirmó el descenso del cinco por ciento en la demanda de amarres en esta instalación, aunque precisó que se mantiene a un 90 por ciento de ocupación, un ratio que "ya quisieran" otros segmentos de la actividad turística, apuntó. También consideró que la contratación volverá con fuerza en el mes de mayo, a pesar de que "estamos en la dinámica de la incertidumbre y hay que ir con mucha tranquilidad", precisó.

También confirmó Pons que, en el Club Náutico de Palma, un millar de amarres de todo tipo, en los barcos de gran eslora "prácticamente no se ha notado" una caída de la demanda de plazas, pero sí en el caso de las embarcaciones de recreo de "transeúntes que se desplazan por Baleares", de entre 12 y 15 metros de eslora, que se corresponden con el perfil de usuario que más podría verse afectado por la actual crisis económica.

En total, en la Bahía de Palma se encuentran los clubs náuticos de Portixol, Palma y Puerto Portals; aunque también se agregan los de Cala Gamba y el Club Náutico de s'Arenal.