Braceros ancianos reclaman una pensión por años de trabajo en Dominicana

  • Santo Domingo, 31 mar (EFE).- Cerca de 300 braceros, la mayoría ancianos, reclamaron hoy al Estado dominicano una pensión por los años que dedicaron a trabajar en el corte de caña de azúcar, donde muchos dejaron gran parte de su vida, según rezaban algunas de las pancartas que exhibieron en su protesta.

Braceros ancianos reclaman una pensión por años de trabajo en Dominicana

Braceros ancianos reclaman una pensión por años de trabajo en Dominicana

Santo Domingo, 31 mar (EFE).- Cerca de 300 braceros, la mayoría ancianos, reclamaron hoy al Estado dominicano una pensión por los años que dedicaron a trabajar en el corte de caña de azúcar, donde muchos dejaron gran parte de su vida, según rezaban algunas de las pancartas que exhibieron en su protesta.

"La niñez, la vejez y el sudor se quedaron en la caña", "Pensión para los cañeros" y "Seguro médico para los cañeros" eran algunas de las leyendas de los carteles que mostraron los manifestantes, la mayoría haitianos, concentrados ante la sede del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) en Santo Domingo.

Los participantes en la protesta eran trabajadores de una veintena de bateyes (poblados enclavados en las plantaciones de caña), algunos con una experiencia de 48 años, entre ellos una mujer.

Reclaman al Estado una compensación por sus años de trabajo en las plantaciones del Consejo Estatal del Azúcar (CEA), "igual que ellos respondieron durante tantos años", dijo a Efe el presidente del Comité Dominicano de los Derechos Humanos, Virgilio Almanzar.

"Lo que piden es que el Gobierno dominicano no se quede con ese dinero, que es de ellos. Pero el Gobierno no quiere responderles. Alega que (los trabajadores haitianos) no tienen acta de nacimiento, pero cuando les descontaban la cotización al IDSS no les pedían el acta de nacimiento", explicó Almanzar.

"Ahora argumentan que no existía un control sobre los descuentos que se aplicaban a los salarios de los trabajadores para la seguridad social y que no pueden pagar, pero eso no es culpa de ellos", señaló.

Añadió que los braceros "no piden ayuda ni limosna, sino que se aplique la ley, que se les devuelva una pensión para comer y para comprar medicinas".

Si el Estado dominicano no les da una respuesta, los trabajadores llevarán a cabo una acción de mayor contundencia, adelantó Almanzar, quien anunció una posible vigilia ante el Palacio Nacional, la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) o de Naciones Unidas.

La protesta de los trabajadores coincidió con la celebración en Santo Domingo de la 38 sesión extraordinaria de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, organismo que tiene pendientes varias deliberaciones que afectan a la República Dominicana, según Almanzar.