El Consejo Regulador de la D.O. Campo de Borja recomienda reimplantar de nuevo garnacha autóctona

ZARAGOZA, 30 (EUROPA PRESS) El pleno del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Campo de Borja ha aprobado la elaboración del Nuevo Proyecto de Reestructuración y Reconversión de Viñedo de esta D.O., según la aplicación de la normativa de la nueva OCM Vitivinícola aprobada por la Unión Europea. Según este documento, se recomienda a los viticultores de Campo de Borja que las nuevas plantaciones de viñedo que se realicen al amparo de los nuevos planes de reestructuración sean de la variedad 'Garnacha' autóctona y procedente de la selección clonal de esta variedad, realizada por el Gobierno de Aragón. La variedad de uva garnacha es de origen español y está extendida por todo el mundo, dadas sus "excelentes" características para la elaboración de vinos de calidad, explica la D.O. en un comunicado. La Garnacha es mayoritaria en Campo de Borja, donde ocupa más de 5.000 hectáreas, lo que supone un 70 por ciento del viñedo de la Denominación de Origen. El patrimonio vitícola de la D.O. Campo de Borja es "muy rico" en cuanto a garnachas: los viñedos más antiguos de la D.O. datan de 1890 y de las 5.000 hectáreas de garnacha, más de 2.000 tienen edades comprendidas entre 30 y 50 años. Sus producciones son bajas, "pero inmensamente apreciadas enológicamente, por la complejidad estructural y aromática que proporcionan a los vinos", aseguran. Con objeto de promocionar el patrimonio vitivinícola de la D.O. Campo de Borja, así como el enorme potencial turístico de este territorio, que integra las comarcas de Campo de Borja y Tarazona y el Moncayo, se está trabajando en la creación de 'La Ruta de la Garnacha', con el apoyo de todas las instituciones de la zona. El epicentro de esta ruta y la importante promoción turística que va a desarrollar se canalizará desde el Museo del Vino ubicado en el Monasterio de Veruela, abierto al público desde 1994, y reabierto en abril de 2007 tras su ampliación y remodelación. En estos dos años de funcionamiento, el nuevo Museo del Vino ha superado ampliamente la cifra de 100.000 visitantes y ha guiado cerca de 1.000 grupos a lo largo de sus instalaciones, en las que se han celebrado numerosos cursos de iniciación a la cata de vinos, así como otro tipo de jornadas técnicas, presentaciones de proyectos, exposiciones y congresos.