La Diputación de Cuenca seguirá promocionando con 48.000 euros los vinos de las cuatro DO de la provincia

CUENCA, 19 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Juan Ávila, renovó hoy el compromiso de la institución con el sector vitivinícola conquense con la firma de los convenios de colaboración con las cuatro Denominaciones de Origen vitivinícolas de la provincia de Cuenca (Mancha, Manchuela, Ribera del Júcar y Uclés) por un importe total de 48.000 euros, 12.000 euros para cada una de ellas.

Las actuaciones a realizar por estas Denominaciones de Origen en virtud del acuerdo se centran la promoción de la actividad exportadora y de la innovación empresarial, misiones comerciales, directas o inversas; catas comentadas, jornadas de comercialización dirigidas a los responsables de plantas productoras, cursos de actualización técnica y publicaciones, informó en nota de prensa la Diputación provincial.

El máximo responsable de la institución provincial señaló que el sector del vino es uno de los sectores emblemáticos de la actividad económica provincial, por su potencial económico y por la repercusión social de las diferentes zonas del territorio conquense.

Ávila destacó en sintonía con los responsables de las Denominaciones de Origen, que "nuestros vinos tienen una relación calidad-precio inmejorable pero tenemos que darlos a conocer porque hay muchos vinos en los mercados. Se están vendiendo cada vez mejor en los mercados internacionales pero el reto lo tenemos en el mercado interior". En este sentido, ha reivindicado el consumo moderado de vino como fuente de "cultura y salud" y ha realizado un llamamiento "a los conquenses para consumir vino de nuestra tierra".

Por su parte, los responsables de las Denominaciones de Origen manifestaron su agradecimiento a la Diputación Provincial por la ayuda aportada y, especialmente, su utilidad al abordar un capítulo básico en el sector como es la comercialización.

En el sector agropecuario las Denominaciones de Origen con más arraigo son las correspondientes al sector vitivinícola por ser este cultivo uno de los más importantes en la provincia de Cuenca con casi 100.000 hectáreas, lo que supone aproximadamente en torno al 19% del total del viñedo de Castilla La Mancha.

La superficie provincial acogida a Denominación de Origen es de 50.400 hectáreas repartida de la siguiente forma: La Mancha (30.000), Ribera del Júcar (9.200), Manchuela (3.700) y Uclés (1.500 ).

Las variedades de uva son comunes en todas ellas, aunque en orden de importancia atendiendo a la superficie ocupada por cada una son Airén para blancos y Cencibel o Tempranillo y Bobal para tintos, esta última con predominio en Manchuela y Ribera del Júcar.