La venta de vinos con Denominación de Origen "La Mancha" aumentó un 16% en el primer trimestre

TOLEDO, 21 (EUROPA PRESS)

Las bodegas acogidas a la Denominación de Origen "La Mancha" incrementaron un 16,4% sus ventas de vino acogido a D.O. durante el primer trimestre de 2009, un dato muy positivo y que ha sido posible gracias al excelente comportamiento de las exportaciones, que han crecido por encima del 25%.

De enero a marzo del presente año, los vinos comercializados con esta Denominación de Origen ascendieron a 18.254.376 litros (24.339.169 botellas) frente a los 15.673.257 litros (20.897.676 botellas) del mismo periodo de 2008, informó la Denominación de Origen en nota de prensa.

Las exportaciones han tenido un comportamiento "excepcionalmente bueno", ascendiendo a 14.609.376 litros (equivalente a 19.479.168 botellas de 0,75 litros), lo que supone un 80% del total de ventas, mientras que el mercado nacional quedó en 3.645.000 litros (4.860.000 botellas).

Tal y como destacó el presidente de la D.O. La Mancha, Gregorio Martín Zarco, en la firma del convenio entre la Interprofesión y la Diputación Provincial de Cuenca, estos datos son "muy positivos" considerando que se han conseguido un incremento muy importante de ventas de vinos con Denominación de Origen en un momento muy complicado para las bodegas de nuestro país y, particularmente, de Castilla-La Mancha. De hecho, son muchas las empresas que tienen grandes excedentes de vino de mesa, sin vender.

"Desgraciadamente, el volumen de vino con D.O. La Mancha apenas sirve para aliviar un poco esta situación difícil que están viviendo muchas bodegas y cooperativas, pero sí hay que tomarlo como indicativo claro de que ante esta nueva OCM la apuesta por los vinos de calidad y por los mercados exteriores debe ser una prioridad en nuestras bodegas".

Para la Denominación, "otro dato que invita a la reflexión es la gran brecha que se está produciendo entre el mercado nacional, en el que el consumo de vino está completamente estancado, y el exterior, lo cual tiene como vertiente positiva el que nuestros vinos están conquistando los paladares de consumidores de múltiples países".

"Además, es muy difícil desplazar a los vinos de la D.O. La Mancha una vez que se ubican, ya que la relación calidad-precio de estos vinos es inigualable por parte de cualquier otra región vitivinícola del mundo".

No obstante, para Martín Zarco es necesario que se tomen medidas para reactivar el consumo interno, para lo que es necesario la colaboración del sector vitivinícola en su conjunto y de las distintas administraciones, poniendo el énfasis en que el vino es un alimento que forma parte de nuestra elogiada dienta mediterránea y en todas sus implicaciones culturales y medioambientales, sin olvidar su importancia económica, que en algunas regiones, como Castilla-La Mancha, es vital.

Destacar también que los principales países compradores de vino de calidad de La Mancha siguen siendo Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos, Holanda, Chequia, Austria, Polonia y una larga lista, que llega hasta 80 países de los 5 continentes.