UCAMAN lamenta la falta de respuesta de Gobierno central y regional ante la problemática del sector vitivinícola

Pide a Barreda que fije la fecha de la reunión para tratar este tema, que puede llegar a repercutir en un "problema social importante"

TOLEDO, 12 (EUROPA PRESS)

El director gerente de UCAMAN, José Luis Rojas, criticó hoy la falta de respuesta de la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa y del presidente de Castilla-La Mancha, José Maria Barreda, respecto a las medidas solicitadas para solventar los problemas por los que atraviesa el sector, como son la falta de operatividad en el mercado y el excedente de vino en las bodegas, entre ellas una destilación de crisis.

Así lo expresó Rojas, en declaraciones a los medios, durante la inauguración de un Seminario sobre Siembra Directa y Eficiencia Energética en Cultivos Extensivos, donde recordó que en una reunión mantenida la semana pasada con la ministra, en la que estuvo presente el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, José Luis Martínez Guijarro, esta se comprometió a contestar a las demandas que le hicieron las cooperativas.

Entre otras medidas, pidieron al Ministerio la aprobación de una medida de destilación de crisis que suponga retirar del mercado un volumen importante, cifrado en dos millones de hectolitros, para la utilización industrial de ese alcohol, ya que actualmente un 60 por ciento del vino de las bodegas está sin vender y entre un 12 por ciento del mismo ha sido vendido pero no retirado.

A este respecto indicó "que el ritmo de retirada del vino vendido es muy lento", y por ello la solución va a ser difícil si no se activan este tipo de medidas para retirar una parte del mismo "y meter el vino procedente de las uvas de la nueva vendimia"·

UCAMAN también presentó propuestas para paliar la crisis financiera "en la que están sumidas muchas bodegas que todavía tienen mucho vino en sus depósitos y no han podido transferir, en el caso de las cooperativas, dinero a los socios por las uvas que les entregaron", explicó.

Rojas señaló como causas de la situación por la que atraviesa el sector, la aprobación de una regulación del mercado realizada el año pasado de forma "totalmente atropellada", cuya implantación se realizó "sin ningún periodo transitorio", a lo que se une la actual crisis financiera que está afectando a la demanda de vinos.

FALTA DE VOLUMEN PARA LA VENDIMIA

A dos meses y medio de la nueva vendimia, UCAMAN cree que si no se produce un "revulsivo" no va a haber en muchas bodegas, cooperativas y no cooperativas, volumen para ubicar el vino procedente de las uvas de muchos viticultores de la región, con lo que "se va a convertir en un problema social importante".

Por todo ello, el director gerente de UCAMAN lamentó que a siete días de la reunión con la ministra y a la espera de un encuentro con el presidente regional, José María Barreda, para explicarle la problemática vitivinícola no se haya obtenido respuesta alguna. En este punto, Rojas, en nombre de UCAMAN, pidió al presidente de la región que fije la fecha para la reunión, a fin de poner sobre la mesa la necesidad de poner estas medidas en marcha.

Finalmente indicó que tanto desde UCAMAN como de la organización nacional de cooperativas agroalimentarias, que agrupa a la federación de cooperativas regionales, "se está insistiendo a los responsables del Ministerio a adoptar alguna decisión y a salir de la parálisis en la que se encuentra el Ministerio sin tomar ninguna decisión", pues "el sector se va deteriorando y se va pudriendo la situación hasta llegar ya a situaciones insostenibles".