Una investigación demuestra los beneficios de los residuos de uva para la industria farmacéutica y cosmética

ZARAGOZA, 27 (EUROPA PRESS)

Una investigación realizada en el Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) y con financiación de la Obra Social de 'la Caixa' ha demostrado los beneficios de los residuos de uva --pepitas, piel y tallo de los racimos--, para las industrias alimentaria, farmacéutica, parafarmacéutica, cosmética y la industria de la piel animal.

Los dos investigadores responsables de este proyecto, José Urieta y Juan Cacho, así como el director general de Investigación, Innovación y Desarrollo del Gobierno de Aragón, José Luis Serrano, y el responsable de Relaciones Institucionales de 'la Caixa' en Aragón, Navarra y La Rioja, Ricardo Alfós, adelantaron en rueda de prensa algunos resultados.

Los investigadores explicaron que en las pepitas, la piel o el tallo de los racimos de uva se encuentran productos "muy valiosos" como el Omega 6, la vitamina E, el Resveratrol, las Proanticionidinas, los Taninos y los Antocianos.

En el caso del Omega 6, José Urieta relató que está presente en la pepita de uva en una elevada proporción. Es un aceite graso esencial que sirve para reducir el colesterol en sangre, reforzar el sistema inmunológico, además de intervenir en la formación de membranas celulares y permitir el funcionamiento de las conexiones nerviosas.

La vitamina E también está presente en el aceite de pepita de uva en una proporción similar a como aparece en el aceite de oliva, sustancia que constituye un importante antioxidante, que beneficia al sistema inmunitario, a la vez que mejora las propiedades oculares, según precisaron los investigadores.

Por su parte, el Resveratrol, contenido en la piel de la uva, estimula las enzimas que controlan el envejecimiento de los tejidos; previene enfermedades geriátricas como el alzheimer, y es un antioxidante "muy eficaz", a la vez que inhibe el colesterol perjudicial para el sistema circulatorio.

OTRAS SUSTANCIAS BENEFICIOSAS

Otra de las sustancias beneficiosas que se extraen de los residuos de la uva son las Proanticionidinas, contenidas en la piel y en las semillas, que son antioxidantes, mejoran los problemas de insuficiencia venosa y son suplementos nutricionales.

Además, de la piel de la uva se obtienen los Antocianos, causantes del color del vino y que son antioxidantes y suplementos nutricionales, y los Taninos, también antioxidantes y antiinflamatorios, que son aprovechables para la industria de la piel, al poderse aplicar en el curtido de pieles, y en la industria vitivinícola puesto que son estabilizantes del color del vino.

La investigación se desarrolló en dos fases, una primera en la que el Grupo de Termodinámica Aplicada y Superficies del I3A, dirigido por el catedrático de Química Física, José Urieta, extrajo las sustancias beneficiosas de la uva en una planta piloto de experimentación creada para la investigación en el I3A.

La extracción se realizó con una técnica que emplea el dióxido de carbono (CO2) a alta presión, técnica que los investigadores estimaron que se puede utilizar para otros procesos en campos afines, como la industria oleícola.

En la segunda fase, el Laboratorio de Análisis del Aroma y Enología, dirigido por el catedrático Juan Cacho, identificó y valoró cuantitativa y cualitativamente las cantidades de interés de los extractos.

El proyecto se ha realizado a lo largo de dos años y se enmarca dentro del convenio trianual de colaboración entre 'la Caixa' y el Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobierno de Aragón, por el que la entidad financiera aporta 750.000 euros a estudios de investigación para la gestión sostenible y el mantenimiento de espacios y valores naturales de Aragón.

Este proyecto sobre los residuos de la uva cuenta con una aportación de 120.000 euros de 'la Caixa' y todavía no ha concluido. En su fase final, se realizará un valoración del coste que puede suponer el aprovechamiento de estos residuos, por ejemplo, para las bodegas si bien "hay perspectivas bastante fiables de su utilización", dijo Urieta.

Agregó que en un momento en el que hay una caída del precio de la uva el aprovechamiento de los residuos pueden ser un complemento a la industria vitivinícola.

PONER EN VALOR

El director general de Investigación, Innovación y Desarrollo del Gobierno de Aragón, José Luis Serrano, resaltó la importancia de esta investigación porque va a permitir poner en valor unos residuos que "antes se tiraban o quemaban", mientras pueden generar "un valor añadido en la industria y generar empleo".

Asimismo, recalcó que gracias a la colaboración con 'la Caixa' se están realizando 23 proyectos de investigación en Aragón relacionados con el medio ambiente, la conversación de la biodiversidad, el clima, la energía y la lucha contra la contaminación.

Por su parte, el responsable de Relaciones Institucionales de 'la Caixa' en Aragón, Navarra y La Rioja, Ricardo Alfós, se refirió al interés de su entidad por contribuir al desarrollo económico y social de esta Comunidad autónoma para lo que, recordó, en 2009 'la Caixa' destina 11,5 millones de euros a diferentes proyectos.