Cifuentes planea deshacerse de todas las inversiones del Canal en Latinoamérica


Lainformacion.com|
  • El consejero de Presidencia y Justicia y presidente del Canal de Isabel II, Ángel Garrido, considera que "lo razonable" es que el Canal se limite a la consultoría e ingeniería y no a empresas.

  • Se ha comenzado la desinversión en empresas que "no tienen que ver con el ciclo del agua" que seguirá el resto de inversiones que la empresa afrontó con Aguirre y González, 

Presa de El Atazar, propiedad del Canal de Isabel II, el mayor embalse de la Comunidad de Madrid.

Presa de El Atazar, propiedad del Canal de Isabel II, el mayor embalse de la Comunidad de Madrid.

El Gobierno que preside Cristina Cifuentes planea deshacerse de las inversiones que el Canal de Isabel II -la empresa pública que gestiona el agua de los madrileños y que está en el ojo del huracán por la 'operación Lezo'- ha realizado en los últimos años en Latinoamérica, según han confirmado a www.lainformacion.com fuentes del Gobierno madrileño.

La desinversión ha comenzado por las empresas que nada tengan que ver con la gestión del ciclo del agua y continuará, según los planes desvelados por el equipo de Cristina Cifuentes, por las sociedades directamente relacionadas con el agua hasta quedar el Canal, únicamente, como una empresa que, "en todo caso", se señala desde el ejecutivo autonómico, "únicamente lleve a cabo en el extranjero labores de consultoría e ingeniería".

El consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid y presidente del Canal de Isabel II, Ángel Garrido, ya dejó vislumbrar estas intenciones en el desayuno informativo en el que presentó al portavoz parlamentario del PP en la Asamblea de Madrid, Enrique Ossorio, donde ha considerado que "lo razonable" es que la presencia internacional del Canal se limite a la consultoría e ingeniería y no a empresas, como sucede actualmente.

"En mi opinión, lo razonable es que Canal tenga una presencia internacional más bien en aspectos en consultoría e ingeniería. Por lo tanto, más en su experiencia y en conocimiento que a través de empresas", ha afirmado Garrido una semana después de conocerse la 'Operación Lezo' que investiga una supuesta trama corrupta en torno a la empresa de aguas.

"100% pública"

Garrido ha asegurado igualmente que el Canal es una empresa pública y "sólo va a seguir siendo pública", al 100%, y ha remarcado que ya se ha cerrado una decena de empresas en Iberoamérica. En concreto, el Canal de Isabel II se está deshaciendo de todas las empresas cuya actividad, explica Garrido, "no tenga que ver con el ciclo del agua".

Palabras que responden al movimiento que realiza el Ayuntamiento de Madrid, accionista de la entidad de aguas, que aprueba este miércoles una moción que promoverá la reversión del proceso de privatización e inversiones internacionales del Canal de Isabel II iniciado por el Gobierno de Esperanza Aguirre, una acción que pondrá en marcha junto con otros municipios que forman parte de la junta de accionistas del Canal.

Además, como ya ha hecho la Comunidad de Madrid, el consistorio madrileño se personará en la 'operación Lezo' dado el "perjuicio causado a los madrileños", según anunció la portavoz del Gobierno, Rita Maestre.

Maestre ha definido ese proceso de privatización como el mecanismo que permitió convertir al Canal en un instrumento de "expolio y saqueo de los recursos públicos". "Hay mayoría suficiente en la Cámara para revertirlo", ha indicado.

Reunión del Consejo de Administración del Canal

Hoy mismo se reúne el Consejo de Admistración del Canal de Isabel II en su primera reunión tras conocerse la supuesta trama protagonizada por el ex presidente autonómico Ignacio González, que le ha llevado a lacárcel por orden del juez Eloy Velasco, de la Audiencia nacional, que investiga el supuesto 'saqueo del Canal'.

Pese a que las investigaciones habían comenzado años antes, la 'Operación Lezo' fue conocida el pasado miércoles con el expresidente del Canal de Isabel II y de la Comunidad de Madrid, Ignacio González como principal protagonista. Sin embargo, no fue el único dirigente del Canal detenido.

A lo largo de estos días también han sido detenidos el ex presidente de la filial del Canal en Latinoamérica, Inassa,Edmundo Rodríguez Sobrino; el ex gerente del Canal de Isabel II, Adrián Martín; y la exdirectora financiera de la misma entidad María Fernanda Richmond. Además, este martes ha sido detenido el ex gerente del Canal, Ildefonso de Miguel.

El juez Eloy Velasco considera, y por ello mandó a prisión a González, que hay indicios de que fue el responsable de las propuestas para que el Canal invirtiera en 2013 un total 31 millones de dólares (21,5 millones de euros) en la compra de la brasileña Emissao, empresa que fue "hipervalorada ficticiamente", hasta el punto de que su patrimonio neto al cierre de aquel año era de 10,2 millones de dólares y en tan solo dos años había descendido a 5 millones de dólares. Por ello, le mandó a prisión provisional incondicional el pasado viernes. También sostiene que habría sobornado a funcionarios de Panamá y Colombia, entre otros países, en la filial del Canal.

Una trama, la del Canal, por la que Cristina Cifuentes ha apartado de sus cargos a cuatro directivos del Canal. La empresa de aguas ha iniciado expediente disciplinario laboral que determinará las consecuencias de su futuro laboral al ex director del Canal, Adrián Martín, y Fernando Cevallos, imputado en la misma operación.

María Fernanda Richmond ha sido suspendida de empleo y sueldo mientras esté en prisión. En este caso, el Canal se encuentra a la espera de un informe legal para ver si inicia expediente o espera. Además, la empresa pública de agua ha cesado de todos sus cargos ejecutivos a Diego García, ex gerente de Inassa.

Auditorías en filiales internacionales

Garrido ha explicado que, además, en el Consejo de Administración de este miércoles se van a presentar medidas para reforzar los controles internos y la transparencia en los procesos de contratación y compra de las filiales del Canal.

Van a reforzar el área financiera y harán auditorías en todas las filiales internacionales para "conocer el estado de cada una de estas empresas", ha señalado.

El Canal, como explicamos, que contaba con una veintena de filiales, ya inició el proceso de disolución de doce de ellas, que o no tenían casi actividad o su objeto no tenía que ver con el proceso de suministro de aguas.