ESPAÑA Consulte aquí la lista de morosos

Forestalia, una empresa casi sin megavatios, revienta la subasta 'verde'


  • El grupo de Fernando Samper, históricamente ligado al sector cárnico, se ha hecho con 1.200 MW, por delante de Gas Natural, Endesa y Gamesa.

  • La empresa aragonesa ya se llevó el concurso de renovables de 2016, del que aún no tiene MW construidos porque está a la espera de lograr la financiación de entidades financieras.

Forestalia revienta otra subasta de renovables pese a no tener MW construidos

Forestalia revienta otra subasta de renovables pese a no tener MW construidos

Forestalia lo ha vuelto a hacer. El grupo de Fernando Samper, históricamente ligado al sector cárnico, se hizo este miércoles con la mitad de la subasta de renovables que ha puesto en marcha el Ministerio de Energía. En total, 1.200 megavatios (MW) de eólica por los 650 MW de Gas Natural, los 540 de Enel Green Power España (la filial 'verde' de Endesa) y los 206 de Gamesa (además de pequeños adjudicatarios hasta completar los 3.000 MW que salieron a concurso).

El grupo aragonés ganó, de nuevo, a las grandes eléctricas, pero hay una pregunta sobre la mesa: ¿Cuál es su plan en renovables si ya ganaron la subasta de 2016 (mucho menor porque sólo se pusieron en juego 700 MW) y aún no han empezado a construir?

En esta ocasión, el Ministerio quiso ser mucho más inflexible que en 2016. En teoría, pretendía evitar que una empresa sin capacidad de producción real se llevara el gato al agua. ¿Cómo? Para participar en la puja pidió tres avales, con el objetivo de asegurar que los proyectos tienen viabilidad financiera. Forestalia, de entrada, tendrá que poner más de 70 millones en avales. También marcó unos plazos más exigentes para curarse en salud. Los 3.000 MW que salieron a concurso tienen que estar en marcha en 2020, mientras los de la subasta de hace un año tienen de margen hasta 2021.

La empresa aragonesa ha vuelto a pujar al límite y se ha adjudicado seis paquetes de 200 MW. Lo ha logrado empujando el precio hacia abajo y reduciendo los incentivos a cero, es decir, no se llevará ninguna prima sino el mismo precio que si vendiera en el mercado. Con esta esta estrategia ha triplicado los MW que se llevó hace un año y ha dejado con el paso cambiado a los grandes del sector.

Gas Natural y Endesa han pescado, pero Iberdrola se ha quedado fuera pese a que es la eléctrica con mayor potencia eólica instalada en España, con más de 5.500 MW. “Una subasta a precio de mercado, a las grandes, no les compensa”, aseguran fuentes del sector. En cambio, Forestalia tendrá que invertir 1.200 millones de euros para poner en marcha los 1.200 MW que se llevó ayer, que se suman a la inversión que ya tenía que realizar de la subasta de 2016 (300 MW de energía eólica y 100 de biomasa). En total, 1.500 millones de euros.

Y para eso necesita financiación, que aún no tiene cerrada. La compañía está negociando, indica, con entidades financieras, entre ellas Santander y Deutsche Bank. Sí tiene un socio industrial, el gigante estadounidense General Electric (GE), que será el encargado del desarrollo tecnológico, es decir, de poner los aerogeneradores.

La compañía aragonesa apuntó ayer que GE fabricará estos aerogeneradores en Europa: a través de su Centro de Excelencia en Ingeniería de Barcelona; el fabricante de palas LM Wind Power (filial de GE), que tiene plantas de producción en Ponferrada (León) y Castellón. Y, además, cuenta con un planta de fabricación de turbinas en Slazbergen (Alemania).

Dos proyectos a la vez

Forestalia recalca que va a cumplir los plazos de los dos concursos. Su objetivo pasa por comenzar este mismo año la instalación de los primeros 300 MW y entre 60 y 90 antes de 2018. La compañía afirma que ya tiene todos los estudios de impacto medioambiental presentados a la administración, que están en fase de tramitación.

Ambos concursos se superponen en el tiempo. La subasta de ayer es mucho más exigente en plazos. El Ministerio obliga a Forestalia a que sus molinos estén produciendo electricidad antes del 31 de diciembre de 2019. Además, tienen un plazo de un año para conseguir la autorización administrativa desde que se cierre la subasta y se califique, algo que se espera sea en julio. Por lo tanto, en julio de 2018 Forestalia debe tener las autorizaciones administrativas de los 1200 MW.

El grupo de Fernando Samper cuenta con la ventaja de que en Aragón están declaradas de interés autonómico todas las actuaciones que deriven de una subasta ministerial. Por lo tanto, se reducen a la mitad los plazos de tramitación, algo vital en una subasta tan exigente en cuanto a plazos.

Ya han elegido la ubicación

Desde 2011, Forestalia venía realizando estudios para conocer la calidad del viento, algo que consideran "la base del éxito". De los 1500 MW totales de eólica que construirán en los próximos años, la mayoría serán en Aragón, concretamente en el Valle del Ebro.

Las obras se acometerán en las tres provincias, Huesca, Zaragoza y Teruel y quiere aprovechar zonas donde azota el Cierzo. El Ministerio continúa adelante con el compromiso adquirido con Bruselas, que exige a España generar el 20% de su producción de energía a través de las renovables antes de 2020.