Si Prisa logra vender Santillana tendrá la misma deuda que en 2006