Wanda, el magnate chino del Atlético, tropieza en su megainversión en Londres


Firma del acuerdo entre Wanda y el Atlético de Madrid.

Firma del acuerdo entre Wanda y el Atlético de Madrid.

Es el hombre más rico de China. Wang Jianlin, propietario de Dalian Wanda Group amasa una fortuna valorada en 30.000 millones de dólares, según la revista Forbes. Es el equivalente a más de 25.500 millones de euros. Su nombre resuena en España desde enero de 2015, cuando compró el 25% del Atlético de Madrid por 45 millones de euros. Un porcentaje que, por ahora, va a tener difícil ampliar. Tampoco tiene fácil proseguir con su apetito inversor fuera de su país.

El magnate acaba de asumir que no comprará el proyecto urbanístico londinense Nine Elms Square, uno de los desarrollos con los que se pretende relanzar la zona sur del Támesis, que antes ocupaba una central eléctrica. La idea de Wanda, construir casi 2.000 viviendas de lujo. Pretendía invertir 470 millones de libras (512 millones de euros).

No lo hará después de que el Gobierno chino limitase la pasada semana las inversiones en el extranjero de sus empresas, para evitar la salida de capitales. Quiere poner coto, por ‘decreto’, a una parte de las millonarias inversiones en el exterior en sectores como el inmobiliario, los hoteles, industria cinematrográfica y clubes deportivos, según la información publicada por la agencia oficial china Xinhua.

No es la primera vez que Wanda sufre estas presiones y tiene que dar un paso atrás en alguna operación internacional. El pasado marzo, el grupo chino intentó la compra de la productora de inversión estadounidense Dick Clark Productions, por cerca de 1.000 millones de dólares (unos 850 millones de euros), pero la operación no acabó de concretarse por las presiones del gobierno chino, según indica la agencia Reuters. En ese mismo sentido, apunta que, según fuentes conocedoras, los bancos del gigante asiático han recibido la orden de cortarle el grifo de fondos y no financiar las inversiones de Wanda en el extranjero.

Te interesa leer: 'Boom' hostelero y temor vecinal chocan en el estreno del Wanda Metropolitano

Ante esta situación, Wanda ha comenzado a desinvertir. Hace un mes, llegó a un acuerdo para vender a su compatriota Guangzhou R&F Properties 77 hoteles en china por un valor aproximado a los 2.500 millones de euros. También vendió, en este caso a Sunac China, el 91% del accionariado de 13 proyectos turísticos por 43.800 millones de yuanes (5.600 millones de euros).

En manos chinas

La paradoja de este movimiento es que, precisamente uno de esos compradores, Guangzhou R&F Properties, junto a la también china CC Land, han acordado la compra de Nine Elms Square por 470 millones de libras. En este caso, las autoridades chinas no han frenado la operación, por haberse sellado en un territorio ‘offshore’.

Wanda, aunque no esté presente en Nine Elms Square, sí que ha invertido en esa zona del sur de Londres. Es propietario de One Nine Elms, que incluye el desarrollo de casi 440 viviendas y espacios comerciales, además del hotel Wanda Vista, el primer hotel que el inversor construirá fuera de China.

En España, Wanda es dueño del 20% del Atlético de Madrid, que controla a través de la sociedad Wanda Madrid Investment. Controla 726.707 acciones del club madrileño. Hasta junio también era propietario del madrileño Edificio España, que vendió por 272 millones de euros en una operación a tres bandas. Se lo vendió al grupo Baraka (de Trinitario Casanova) que, inmediatamente después, lo revendió a la hotelera Riu en una operación que se valoró entre 380 y 400 millones.