Una misión del Gobierno viaja a EE UU para intentar frenar la ‘Guerra de la aceituna’


  • Uno de los objetivos es intentar persuadir a la Casa Blanca de que las acusaciones de las dos empresas aceituneras californianas sobre supuesto 'dumping' son "rotundamente falsas”.

  • "Vamos a demostrar que las acusaciones no tienen fundamento y nuestras empresas operan dentro de la legalidad de la UE y la OMC”, afirman los exportadores de oliva negra.

  • Te interesa leer: España se plantea un año de dura batalla legal por la aceituna para vencer a Trump

Todo parece indicar que la ‘Guerra contra la aceituna negra’ de EEUU está en marcha.

Todo parece indicar que la ‘Guerra contra la aceituna negra’ de EEUU está en marcha.

En un contexto arduo y delicado, una delegación del Gobiernoespañol partirá de manera inminente con destino Washington para intentar frenar la denominada ‘Guerra de la aceituna’, que el presidente de EE.UU. Donald Trump parece haber emprendido contra los exportadores españoles de olivas negras. Este será uno de los temas más destacados que tratarán las direcciones de Comercio de ambos países, cuando sus equipos se vean cara a cara en tierras norteamericanas, la semana próxima.

La postura a seguir fue consensuada tras una cumbre mantenida este martes entre representantes del Ministerio de Agricultura, de Economía, de la Consejería de Economía de la Junta de Andalucía y de la cúpula de la Asociación de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (Asemesa).

Como adelantó a este medio, Antonio de Mora, secretario general de la asociación, la Dirección General de Comercio Internacional e Inversiones, dependiente del Ministerio de Economía e Industria, ha planificado incluir ese tema  “clave” en la agenda, cuando se entreviste con el equipo de Wilbur Ross, secretaria de Comercio estadounidense.

Las cifras anuales de exportación de aceituna de mesa de España a EEUU. Las cifras anuales de exportación de aceituna de mesa de España a EEUU.

Las cifras anuales de exportación de aceituna de mesa de España a EEUU.

Cabe recordar que la Casa Blanca se ha hecho eco de las denuncias de los productores de aceitunas californianos, quienes afirman que las olivas importadas desde España se benefician de los subsidios públicos otorgados por Bruselas. De este modo, según su interpretación, les resulta imposible competir con los precios de los exportadores de nuestro país. Los denunciantes insisten en que los precios son muy inferiores a lo que realmente deberían.

Como publicó La Información en su edición del pasado martes, España se plantea un año de dura batalla legal por la aceituna para vencer a Trump. Los exportadores de olivas negras y el Gobierno, en coordinación con la UE, preparan una estrategia conjunta para evitar que EEUU imponga aranceles, ante las mencionadas sospechas de 'dumping'(competencia desleal).

Desde los organismos consultados han confirmado ahora que el viaje tendrá lugar a mediados de la semana próxima. Las fuentes señalan que el objetivo es intentar persuadir al Gobierno norteamericano de que las acusaciones de las dos empresas aceituneras californianas son “rotundamente falsas”, en relación a los supuestos precios por debajo de los costes de producción de la mercadería que España exporta.

Un riguroso cuestionario

“Estamos recabando toda la información y pruebas necesarias, y para ello desde hace casi un mes venimos rellenando un extensísimo cuestionario enviado por el Gobierno norteamericano, donde se deja constancia de que no hay competencia desleal”, volvió a manifestar De Mora. 

En las reuniones que mantendrán los equipos de las respectivas Direcciones de Comercio de ambos países ya hay una agenda de temas acordados previamente, al margen del más polémico de todos, que será tratado: el del aparente 'boicot' de la administración Trump a la venta de olivas negras desde España a su país. Eso sí, según pudo saber este periódico,  para  la delegación española será una situación inmejorable el hecho de intentar ampliar y explicar “de manera presencial” algunos de los puntos más destacados de ese documento, en una maniobra desesperada por intentar frenar la imposición de aranceles a las aceitunas españolas, por parte de EEUU.  

La estrategia de defensa que tendrá lugar en tierras norteamericanas ya ha sido consensuada por todas las partes implicadas (además de la entidad que representa a los exportadores, también por las administraciones regional -Andalucía- nacional y europea, obviamente). El viaje y el abordaje de este tema también han sido confirmados por portavoces de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía.

La Secretaría de Estado de Comercio, integrada en el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, y con responsables del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, ya han pulido algunos de los detalles de esa presentación.  “Queremos transmitir un mensaje de tranquilidad porque vamos a demostrar que las acusaciones no tienen fundamento y nuestras empresas operan dentro de la legalidad de la UE y la Organización Mundial del Comercio”, ha afirmado De Mora.

Ese es el mensaje que los españoles querrán trasladar a los servicios jurídicos de la administración estadounidense. Habrá que ver si las dos grandes empresas Bell-Carter Foods y Musco Family Olive, las aceituneras californianas que han radicado la denuncia, estarán presentes en el encuentro, algo que por ahora no está confirmado.