El porcentaje de funcionarios con más de 50 años casi se ha duplicado en diez años


Los funcionarios con más de 50 años se han duplicado en la última década

Los funcionarios con más de 50 años se han duplicado en la última década

El número de empleados públicos en las administraciones se situó en enero de 2016 -último dato disponible- en su menor nivel en 10 años. El descenso en el número de funcionarios se ha producido pese a que desde el pasado año las administraciones pueden reemplazar la mitad del personal que se jubila en sanidad, educación, fuerzas de seguridad o en lucha contra el fraude fiscal de la Agencia Tributaria, ya que hasta esa fecha, sólo podían reemplazarse uno de cada diez puestos.

Mientras, los empleados de la administración y, especialmente en los ministerios, sigue envejeciendo. De los 192.425 empleados que tienen estos departamentos, 120.865 -el 63%- tiene más de 50 años. Incluso hay 3.000 con más de 64 años.

Mientras, los efectivos de menos de 30 años apenas suponen 1.202, casi un tercio de los que tienen 64 años y apenas el 0,6% del total.

La situación es especialmente llamativa en ministerios como el de Defensa, el de Fomento o el de Empleo. En el primero, de 18.646 efectivos, sólo 43 tienen menos de 30 años. En Fomento, solo 3 tienen menos de esa edad de un total de 5.155, y en el de Empleo, de 41.690 funcionarios, solo 99 tienen menos de 30 años.

Te puede interesar: ¿Qué diferencia hay entre empleados públicos temporales e interinos?

Que la administración envejece a pasos agigantados queda patente en un dato. Hace 10 años, sólo el 36% de los empleados públicos tenían más 50 años, ahora son el 65%. Sin embargo, es más que previsible que en los próximos años, a consecuencia de este envejecimiento, se dé un proceso masivo de jubilaciones. 

Las actuales plantillas públicas aportan gran experiencia y numerosos conocimientos, pero su coste es muy superior al que supondría un plantilla nueva (sin trienios y sin complementos salariales elevados), que añadiría innovación, versatilidad y estaría dispuesta en mayor medida a los cambios tecnológicos.

Efectivos en ministerios por intervalo de edad. Efectivos en ministerios por intervalo de edad.

Efectivos en ministerios por intervalo de edad.

Evolución del empleo público

Según los datos del último Boletín Estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas, correspondiente al mes de enero de 2016, en España había a principio de año 2.371.510 empleados públicos, frente a los 2.415.782 de enero de 2007. En estas cifras no se incluyen los que están al servicio de las universidades, ya que la modificación en la metodología de recogida de datos a partir de enero de 2012 no permite un comparación homogénea.

Si tenemos en cuenta al personal que trabaja para los universidades, el número de funcionarios se sitúo en enero de 2016 en 2.519.280 efectivos, solo 7.000 menos que en enero de 2007.

La población a principio de año, según el INE, era de 46.524.943 personas, lo que indica que el 5,44% de los residentes españoles son funcionarios o empleados públicos.

Evolucion del personal al servicio de las administraciones públicas. Evolucion del personal al servicio de las administraciones públicas.

Evolucion del personal al servicio de las administraciones públicas.

Reparto por administraciones

Más de la mitad de los empleados públicos pertenece a las comunidades autónomas (el 51,39%), mientras que el 21,79% trabaja para las distintas entidades locales; el 20,95% para la Administración Pública Estatal, y el 5,87% para las universidades públicas.

En los últimos cuatro años, Sin embargo, el mayor descenso en el número de empleados públicos en los últimos cuatro años se produjo, porcentualmente, en la Administración Pública Estatal, que redujo su plantilla en 54.060 empleados, el 9,29% del total. Por su parte, las entidades locales redujeron 48.268 empleados (un 8,08%) y las universidades 7.111 empleados (un  4,59%). En las comunidades autónomas, el descenso fue del 4,23% tras disminuir el número de empleados públicos en 57.118 personas.

La fotografía actual de nuestras Administraciones Públicas nos indica que de los 2.519.280 empleados públicos, el 61,39% es funcionario, el 23,42% es personal laboral, y el 15,19% forma parte del resto de personal. Resulta relevante destacar que el porcentaje de mujeres (54,54%) supera en más de nueve puntos al de hombres (45,46%).

Menos que en Europa, pero más caros

Partiendo de los datos de la Encuesta de Población Activa, que también cuantifica el número de funcionarios, en torno al 17% de los españoles trabaja para el sector público, un porcentaje claramente por debajo de  la media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), según el informe Government at a Glance,elaborado por este organismo.

Los datos analizados en el estudio son de 2013 y muestran que en países como Dinamarca y Noruega, más de un tercio de la población trabaja en el sector público. El porcentaje de funcionarios en los países de la OCDE se sitúa en el 22%, pero países como Corea del Sur o Japón no alcanzan el 10%.

España es por tanto uno de los países de la OCDE que tiene menos funcionarios, pero el gasto respecto al PIB dedicado a pagar a estos empleados públicos está por encima de la media de la Eurozona (10,4% sobre el PIB). Un ejemplo, Italia con un 18% de los ocupados trabajando para el sector público gasta un 10,2% de su PIB en remunerarlos, mientras que España con un 16,5% emplea un 10,9%.